Un detenido por tráfico de drogas, desmantelado un punto de venta y cuatro denunciados en una fiesta en Burgos

Un detenido por tráfico de drogas, desmantelado un punto de venta y cuatro denunciados en una fiesta en Burgos

La Guardia Civil de Burgos, en el marco de la Operación 'SANCTUS
|

La Guardia Civil de Burgos ha tenido, en el marco de la Operación 'SANCTUS', a F.T.M. de 38 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y ha denunciado a cuatro personas por incumplir el confinamiento y la limitación de desplazamientos motivados por el COVID-19. Tras el registro domiciliario se ha desmantelado, además, un punto de venta que ofertaba gran variedad de drogas, algunas de ellas sintéticas.


El pasado mes de marzo la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos obtuvo información relevante sobre la posible existencia de un punto de venta de drogas al menudeo en una vivienda de una localidad del Alfoz, según ha informado el Instituto Armado a través de un comunicado remitido a Europa Press.


Se trataba de una casa rústica unifamiliar de dos plantas, habitada por una persona sin actividad laboral remunerada conocida y que mantenía fuertes medidas de seguridad, conforme se pudo verificar en los numerosos seguimientos discretos realizados; el inmueble fue igualmente vigilado lo que permitió comprobar un inusual y elevado trasiego de personas que entraban y salían del mismo tras un breve espacio de tiempo.


REGISTRO Y LOCALIZACIÓN DE UN "SUPERMERCADO" DE DROGAS


Bajo mandamiento judicial se registró el domicilio, donde se ha detenido a F.T.M. y que ha supuesto el desmantelamiento de un importante punto de venta al menudeo de droga, desde el punto de vista de la enorme variedad de estupefacientes hallados, muchos de ellos sintéticos.


Como si de un auténtico supermercado se tratara, estas sustancias prohibidas fueron localizadas ocultas en dobles fondos de cajas fuertes simuladas, y también "escamoteadas" en departamentos practicados a mano en un libro y latas de refresco que previamente habían sido modificadas. En uno de estos alojamientos fue descubierto un "puño americano" o llave de pugilato metálica, catalogada como arma prohibida.


Se han aprehendido varias dosis de ácido LSD, cocaína, speed, cristal, marihuana y hachís, destacando 40 pastillas de éxtasis y 500 gramos de cafeína usada como sustancia de "corte"; a este surtido hay que añadir 5 plantas vivas de marihuana en maceta. También se han incautado 500 euros en billetes de curso legal, 1 báscula de precisión y material para dosificar y distribuir la droga para su venta.


SORPRENDIDOS EN UNA FIESTA PRIVADA


Cuando los agentes accedieron a la vivienda sorprendieron a otras cuatro personas adultas en su interior; las evidencias encontradas demuestran que asistían a una reunión y participaban en una fiesta privada con música ambiente semiprofesional que se podía escuchar desde la calle; prueba de ello fue la localización de una mesa de mezclas, con reproductor y amplificador de sonido.


Una vez identificadas y tras comprobar que incumplían el contenido del Real Decreto que regula el confinamiento y la limitación de desplazamientos dispuestos con motivo del COVID-19, ya que sus domicilios habituales de residencia no correspondían con el lugar donde se encontraban, han sido propuestos para sanción administrativa por supuesta infracción a la Ley 4/2015 de la Seguridad Ciudadana.


Dicha irregularidad, puede suponer en su grado mínimo una sanción económica de 601 euros, siempre que la acción no se contemple como delito.


En tanto que las propuestas de sanción por infracción administrativa han sido cursadas a la Autoridad competente, las diligencias instruidas han sido entregadas en los Juzgados de la capital.