Continúa la entrega de material a las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, a las Policías Locales y a los Bomberos de la provincia

Continúa la entrega de material a las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, a las Policías Locales y a los Bomberos de la provincia

|

La Delegación Territorial de la Junta en León continúa con la labor de distribuir todo el material sanitario de protección individual, remitido por parte de la Junta de Castilla y León, a las diferentes agrupaciones comarcales de voluntarios de Protección Civil, a Policías Locales y a los Bomberos de la provincia que están trabajando como servicios esenciales en el actual estado de alarma provocado por el coronavirus.


En concreto, León distribuye hoy un total de 10.700 mascarillas, 950 buzos, 3.150 pares de guantes de nitrilo y botes de 3 y 5 litros de líquido desinfectante a las agrupaciones de Protección Civil de La Bañeza, Cuadros, León, Valdelugeros, Hospital de Órbigo, La Pola de Gordón, Riello, La Robla, Sahagún, San Andrés del  Rabanedo, San Emiliano, Sariegos, Santa María del Páramo, Valencia de Don Juan, Valverde de la Virgen, Villablino y Villaquilambre; a las Policías Locales de La Bañeza, La Robla, Santa María del  Páramo, León y Villaquilambre y a los bomberos de la capital leonesa.


Por su parte, la Junta suministrará este viernes otras 6.100 mascarillas, 650 buzos, 1.900 pares de guantes de nitrilo y diversas unidades de geles desinfectantes que irán dirigidos a Protección Civil de Astorga, Bembibre, Carracedelo, Carucedo, Castropodame, el Consejo Comarcal del Bierzo, Fabero, Ponferrada, Toreno, Villagatón y Villafranca del Bierzo; la Policía Local de Fabero y Ponferrada y los Bomberos de Ponferrada.


Se trata de la tercera entrega que se realiza a estos colectivos durante el Estado de Alarma, con lo que la Junta ha distribuido en total 33.430 mascarillas, 2.410 buzos y 14.650 pares de guantes en la provincia de León.


Esto se suma al material que los servicios de Medio Ambiente y Fomento de la Junta en León reparten constantemente a los centros sociosanitarios y residencias de personas mayores que recibe de la Administración regional a través de la estructura logística creada para esta emergencia.