El comercio salmantino también pide concreción y ayudas para el inminente proceso de desescalada

El comercio salmantino también pide concreción y ayudas para el inminente proceso de desescalada

Se unen a la petición de flexibilizar los ERTEs
|

La de los hosteleros no es la única crítica que ha recibido el Gobierno por su proceso de desescalada anunciado. La Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio, Aesco, ha exigido que se fije "de forma inmediata" los planes de relanzamiento del comercio de proximidad y los protocolos de seguridad necesarios para que se puedan cumplir las condiciones de cara a la apertura de los comercios el próximo 11 de mayo, aunque bajo cita previa y de forma individual el lunes. 


Según destacan, las medidas han generado "preocupación, inquietud y desconcierto" en el sector comercial ya que se desconoce "qué comercios y en qué condiciones de seguridad se va a poder abrir". Por ello, consideran "prioritario" conocer las medidas para prevenir contagios en el momento de la apertura y para minimizar los gastos. "Dentro del sector comercio hay nueve subsectores y tendríamos que tener ese protocolo establecido para cada uno de ellos, dado que las condiciones no son las mismas para un comercio de alimentación que para uno de equipamiento del hogar o de la persona", insisten. 


Así, las inversiones que tendrán que realizar para adaptar sus comercios son una de las principales reivindicaciones por lo que piden ayudas directas a las administraciones para acometer estas. De hecho, ya se ha planteado ante la Confederación de Comercio de Castilla y León y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. 


De igual manera, también piden la flexibilización de los ERTEs para que los trabajadores se incorporen de manera gradual según la actividad. "La situación del comercio y de otros sectores como la hostelería es realmente crítica y se requiere el apoyo extraordinario de todas las administraciones para la supervivencia de los negocios y el mantenimiento del empleo".