Desmienten el ERTE del Hospital Campo Grande

Desmienten el ERTE del Hospital Campo Grande

​El centro y el Comité de Empresa han asegurado que no se lo han planteado "en ningún momento"
|

El Hospital Recoletas Campo Grande, así como el Comité de Empresa del centro han desmentido que "en ningún momento" se haya planteado un ERTE, como señalaba este pasado martes el sindicato de enfermería Satse en un comunicado.



En este sentido, el centro critica que el sindicato "comenta el acuerdo suscrito en dos renglones para pasar a continuación a verter una serie de conclusiones erróneas y tergiversadas sobre las intenciones del acuerdo, sus causas y su oportunidad, emitiendo opiniones sobre el funcionamiento del Hospital equivocadas, lejos de la realidad y con el ánimo de desprestigiarlo".


"Por supuesto, Satse, en ningún momento, antes de emitir y distribuir este comunicado, se ha dirigido al Comité de Empresa del Hospital Recoletas Campo Grande para informarse sobre el acuerdo alcanzado, tampoco a la Gerencia del Hospital. Además, en ningún momento ha comunicado al Comité de Empresa sus intenciones de emitir este comunicado", asevera el Hospital en un comunicado remitido a Europa Press.

Asimismo, los responsables del centro añaden que "el Hospital Recoletas Campo Grande de Valladolid no se ha planteado, en ningún momento, la realización de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y menos en la actual situación de crisis sanitaria".


Por su parte, el Comité de Empresa considera que las acusaciones vertidas por Satse son "injustas", dado que no se adaptan a la realidad y sus representantes afirman ser "conocedores de que Recoletas Red Hospitalaria ha buscado en todo momento evitar un ERTE y ha tratado de que el personal no viese mermados sus ingresos, en la medida de lo posible, a pesar de la reducción de la actividad del hospital de más de un 70%".


De hecho, según explican las mismas fuentes, Recoletas y el Comité de Empresa del hospital han establecido "de mutuo acuerdo" un sistema de distribución irregular de la jornada de trabajo mediante una bolsa de máximo 280 horas, que permite a la empresa adaptar parte de la jornada de sus trabajadores, de manera que se puedan corregir desajustes organizativos y productivos y en estas circunstancias y mientras dure el estado de alarma decretado.


Con esta medida se establece un sistema de cómputo de horas trabajadas y no trabajadas a lo largo del año, creando saldos positivos y negativos de horas por trabajador que se podrán ir compensando en el medio plazo hasta 2022.


Conscientes de que esto supone un "gran esfuerzo" por parte de la empresa, el Comité ha expresado su "agradecimiento" al no producirse el ERTE, además de destacar que "en todo momento ha habido buena voluntad por ambas partes, para encontrar la opción más beneficiosa para los trabajadores del hospital y se ha llegado a este acuerdo, de manera cordial y satisfactoria para el colectivo".