Satse critica que el Hospital Campo Grande de Valladolid "amenaza" con un ERTE a sus trabajadores

Satse critica que el Hospital Campo Grande de Valladolid "amenaza" con un ERTE a sus trabajadores

El sindicato de enfermería Satse en Castilla y León ha criticado que el Comité de Empresa del Hospital Campo Grande ha comunicado este martes a sus trabajadores la creación de una bolsa de 280 horas para evitar un supuesto ERTE
|

El sindicato de enfermería Satse en Castilla y León ha criticado que el Comité de Empresa del Hospital Campo Grande ha comunicado este martes a sus trabajadores la creación de una bolsa de 280 horas para evitar un supuesto ERTE.


En función de las necesidades, el Hospital privado podrá enviar a los trabajadores a sus casas un máximo de 40 días que luego tendrán que recuperar a lo largo de los dos próximos años. La justificación que da el Hospital ante estas medidas es "evitar los despidos y mantener los sueldos", según ha indicado Satse a través de un comunicado.


El Sindicato de Enfermería ha recibido esta información "con sorpresa", ya que debido al estado de alarma, desde el 21 de marzo todos los establecimientos sanitarios privados de Castilla y León deben ponerse a disposición del Servicio Público de Salud.


Ante la "grave" situación que se está viviendo en Castilla y León derivada de la pandemia por el coronavirus, el planteamiento del hospital Campo Grande debería ser, a juicio del sindicato, "preparar sus instalaciones y a su plantilla para dar cobertura a los hospitales públicos de la capital que pueden ver saturada su capacidad y no enviar a los trabajadores a casa".


Durante todo el año, la plantilla de enfermería del Hospital Campo Grande en las unidades de hospitalización sufre una "importante sobrecarga asistencial derivada de un bajo ratio enfermera/paciente", lamenta el sindicato, que explica que cuando las plantas están al máximo de su capacidad, 20 enfermos pluripatológicos son atendidos por dos enfermeras en turno de mañana y tarde y solo una por la noche, bajando este ratio los fines de semana y festivos a dos por la mañana y una por la tarde y por la noche.


El Sindicato de Enfermería de Valladolid no entiende cómo un hospital puede comunicar, ante una situación de alarma sanitaria, y siendo un servicio esencial, que está tomando medidas excepcionales para evitar un supuesto ERTE, "como si permaneciera al margen de la crisis sanitaria que estamos sufriendo, aprovechando para que los trabajadores tengan que aceptar condiciones abusivas ante la disminución de sus ingresos".


Por ello, Satse ha instado al Hospital Campo Grande a que si ha visto reducida la demanda de alguno de sus servicios, "no prescinda de ninguna enfermera", para, de esta manera, "aumentar la calidad de sus servicios asistenciales y estar preparado" para el caso de que desde el Servicio de Salud de Castilla y León se tengan que derivar pacientes a sus instalaciones.