UGT vuelve a pedir a la Diputación medidas "urgentes" en la ayuda a domicilio, con 300 bajas

UGT vuelve a pedir a la Diputación medidas "urgentes" en la ayuda a domicilio, con 300 bajas

|

UGT ha vuelvo a pedir a la Diputación de Valladolid que tome medidas "urgentes" en el servicio de ayuda a domicilio, que registra 300 bajas, principalmente por miedo de los usuarios a contagiarse por coronavirus, lo que supone rebaja de horas y salarios de las empleadas, que además acuden a trabajar sin las medidas de seguridad suficientes.


El sindicato, en un comunicado recogido por Europa Press, ha asegurado que no se les escucha y ha exigido a la Diputación y a la empresa que se haga cargo de la pérdida de horas y que no las repercuta en las nóminas de las trabajadoras, pero también que a aquellas que siguen trabajando se las dote de las medidas de seguridad necesarias para el desempeño de sus funciones.


UGT ha explicado algunas de las circunstancias de las situación del servicio de ayuda a domicilio, en la que los usuarios "por miedo al contagio" están dando de baja el servicio, lo que acarrea perdida de horas de trabajo a las auxiliares y la consiguiente merma en sus salarios.


"Tanto la Diputación como la empresa que gestiona el servicio no se han pronunciado a este respecto y no dan soluciones a este grave problema", ha afirmado el sindicato, que ha añadido que hay empleadas que ya han perdido su trabajo completamente y la empresa "les está obligando a coger vacaciones o permisos no retribuidos, algo que está fuera de la legalidad".


SIN EQUIPOS DE PROTECCIÓN
Respecto a los equipos de protección individual (EPI), UGT ha afirmado que trabajan "bajo mínimos" y ha concretado que hasta ahora se han entregado 1.400 mascarillas, pero actualmente prestan el servicio 650 auxiliares de ayuda a domicilio y atienden a 2.420 usuarios, por lo que "tocan" a dos mascarillas por auxiliar, "que no son suficientes", ya que debería utilizarse "una por usuario y día". De la misma forma, ha señalado que tampoco tienen una bata por usuario para evitar el contacto entre ellos.


"La Diputación de Valladolid se ha negado a prestar servicios esenciales, algo que desde UGT lo vemos como una medida primordial, puesto que somos un colectivo que por la singularidad del servicio nos movemos por muchos domicilios y ponemos en riesgo tanto a usuarios y familiares de los mismos, como a nosotras mismas", ha agregado.


El sindicato ha afirmado que desde la Sección Sindical de Valoriza Diputación de Valladolid de UGT se ha enviado un escrito al presidente de la Diputación, Conrado Íscar, en el que exponen esta problemática y pide soluciones ya.


"Esto se hizo hace más de una semana y seguimos sin respuesta. Sabemos que la empresa mantiene conversaciones con Diputación, pero no se nos informa de absolutamente nada", ha concluido.