Sindicatos piden a Konecta equipos para un "teletrabajo masivo" en Valladolid

Sindicatos piden a Konecta equipos para un "teletrabajo masivo" en Valladolid

Gran parte de la plantilla ha vuelto a sus puestos este lunes, mientras hay 18 empleados en aislamiento con síntomas o preventivo
|

El presidente del Comité de Empresa de Konecta en Valladolid, Ulises Pérez, ha explicado este lunes que insisten en reclamar a esta empresa, que tiene un 'callcenter' con más de 1.500 trabajadores en la ciudad, que realice una "inversión" en equipos informáticos para que todos los empleados puedan teletrabajar, al tiempo que han pedido que se fijen permisos retribuidos para el personal que conviva con familiares que sean población de riesgo.


En la jornada de este lunes han vuelto a sus puestos más de 1.000 trabajadores después de las vacaciones "impuestas" que tuvieron 175 personas la semana pasada ante la situación de Estado de Alarma derivada de la pandemia del coronavirus. Eso sí, los sindicatos calculan que unos "200 o 300" compañeros ya trabajan desde casa, algunos de ellos poniendo a disposición sus equipos informáticos personales.


De hecho, el presidente del Comité de Empresa ha incidido en que están "a pleno rendimiento", ya que se atienden llamadas derivadas de un centro que tiene Konecta en Perú y que se ha cerrado recientemente así como del de Sevilla, donde se tramita un ERTE.


Con ello, aunque sí que se han adoptado medidas para mantener una mayor separación entre los puestos de trabajo, el riesgo potencial sigue siendo "muy alto" ya que hay mucho tránsito de personas en las instalaciones. De hecho, Pérez ha asegurado que según datos de Konecta hay 18 empleados en aislamiento, bien por síntomas leves compatibles con el coronavirus o bien por prevención, si bien por ahora no hay positivos confirmados ya que no se han hecho pruebas.


El representante sindical ha recalcado que en un momento en el que "todas las personas tienen que estar confinadas en sus casas", no tiene sentido que "centenares de personas" deban ir a trabajar todos los días de lunes a viernes a este 'callcenter' "compartiendo un espacio común con un volumen de gente altísimo".

Por ello, ha insistido en pedir a la compañía las medidas necesarias para un "teletrabajo masivo" porque considera que "toda la actividad se puede desarrollar desde casa, incluidas las llamadas de voz" y de esa manera esos cientos de personas no tendrían que "exponerse" todos los días.


Aunque, según Pérez, la empresa trabaja "lo más rápido posible" para adaptarse al teletrabajo, discrepan del planteamiento que hacen ya que solo está dispuesta a permitir que los trabajadores se lleven 500 ordenadores del centro de trabajo a sus casas.


Por ello, si bien la compañía también pregunta a los empleados si pueden poner a disposición sus equipos informáticos personales para teletrabajar, consideran necesario realizar una "inversión" para adquirir, bien sea mediante compra o mediante 'leasing', ordenadores que permita que todos los empleados puedan hacer sus funciones desde casa "protegidos". También plantean que se establezca alguna compensación económica para quienes utilicen su equipo personal.


"Somos un servicio no esencial, porque no nos dedicamos a cuestiones básicas para la población, pero ahora cada día ponemos en riesgo nuestras vidas, reclamamos cerrar el 'callcenter' e ir a casa lo antes posible", ha incidido el presidente del Comité de Empresa.


Por otro lado, Pérez ha explicado que se ha solicitado a la empresa la extensión del permiso retribuido que puede dar la empresa al personal que, sin ser población de riesgo, conviva en una unidad familiar que en la que sí que haya personas en esa situación, porque vivan con sus padres, personas de más de 60, 70 u 80 años, o cuyos cónyuges tienen problemas respiratorios.


Ulises Pérez ha recalcado que esas persona son las primeras "en tener problemas graves en una transmisión del coronavirus", por lo que reclaman que sus familiares que trabajen en Konecta puedan "salir de aquí" con un permiso retribuido y no exponerse.