Primeras voces con peso que reclaman posponer los Juegos de Tokio

Primeras voces con peso que reclaman posponer los Juegos de Tokio

El equipo de natación de Estados Unidos y la Federación Francesa ya lo han hecho
|

El equipo de natación de Estados Unidos pidió a su Comité Olímpico que solicite el aplazamiento de los Juegos de Tokio 2020 hasta el próximo año, debido a los problemas que está generando la pandemia de coronavirus en todo el mundo y por tanto en la preparación de los deportistas, una petición a la que se unió este sábado la Federación Francesa de Natación, que califica de "insostenible" mantener la cita.


Mediante una carta del director Tim Hinchey a la presidenta del Comité Olímpico del país, Sarah Hirshland, la natación estadounidense no ve lógico que se siga adelante con el plan de Tokyo 2020. "Como jefe de nuestros 400.000 miembros y muchos de los mayores campeones olímpicos del mundo, me siento obligado a hablar sobre los Juegos Olímpicos de este mes de julio en Tokio", dice.


"Nuestra mayor prioridad es y seguirá siendo siempre la salud y seguridad de nuestros nadadores, técnicos, miembros y voluntarios. Con esta pandemia mundial creciendo, hemos visto ponerse del revés el mundo de nuestros deportistas, sufriendo para encontrar la manera de continuar con su preparación y entrenamiento para la mayor oportunidad de sus vidas", continúa la carta.


Hinchey expone la delicada situación en la que están los nadadores y deportistas en todo el mundo que han visto cortada su preparación por las amplias restricciones y cuarentena casi mundial para frenar la expansión del coronavirus. "Nuestros nadadores de elite siempre están dispuestos a competir contra cualquiera, donde sea y cuando sea. Sin embargo, seguir adelante en medio de la crisis de la salud mundial no es el camino", afirma.


"Lo correcto y responsable es priorizar la salud y la seguridad de todos y reconocer el peaje que esta pandemia global está cobrando de la preparación de los deportistas. Ha trascendido fronteras y ha causado estragos en poblaciones enteras, incluidas las de nuestros respetados rivales. Todo el mundo se ha visto afectado a pocos meses de los Juegos Olímpicos, lo que pone en duda la autenticidad de la igualdad de condiciones en la competición", añade.


"Nuestros deportistas están bajo una gran presión, estrés y ansiedad, y su salud mental y bienestar deben estar como máximas prioridades. Por todas estas preocupaciones, solicitamos respetuosamente que el Comité Olímpico y Paralímpico de los Estados Unidos pida el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por un año", solicita.


La natación, uno de los deportes más importantes de los Juegos junto al atletismo, y Estados Unidos, potencia del deporte, se unen en un jaque más a unos Juegos más en el aire que nunca. "Instamos a la USOPC, como líder dentro del movimiento olímpico, a usar su voz y defender a los atletas", sentencia.


Casi al mismo tiempo de conocerse la carta, en su cuenta personal de Twitter, la propia Sarah Hirshland mandó un mensaje en el que priorizó la salud de cada ciudadano, mientras el país se prepara para medidas de contención más serias. "En medio de la incertidumbre que rodea el brote de coronavirus, nuestra prioridad número uno como estadounidenses debería ser nuestra salud y seguridad", escribió.


LA FEDERACIÓN FRANCESA DE NATACIÓN VE "INSOSTENIBLE" LA SITUACIÓN


Este sábado, la Federación Francesa de Natación (FFN) también solicitó que la cita se aplace y apeló al apoyo del Comité Nacional Olímpico y Deportivo Francés (CNOSF). "En vista de la crisis de salud internacional, la posición del COI y de los Comités Olímpicos Nacionales parece insostenible para la Federación Francesa de Natación (...) Creemos que la prioridad es luchar contra la propagación de la epidemia y que el contexto actual no permite considerar con calma el buen funcionamiento de los Juegos Olímpicos de 2020", afirma el comunicado.


Además, la FFN pidió al COI, más allá de los problemas "económicos y organizativos", que haga "todo lo posible" para estudiar "de manera transparente" las opciones de posponer los Juegos. "Las diferentes medidas de contención tomadas para detener la epidemia en muchos países no garantizan la equidad deportiva en la preparación para esta competición", aseguran, recordando que en Francia están "en desventaja por un confinamiento general" que no permite entrenar.


En este sentido, advirtió que en las próximas semanas se experimentarán "situaciones similares" a las de Francia en otros países, "incluso dentro del Comité Olímpico Japonés". "La Federación Francesa de Natación ya tomó la decisión de cancelar todos sus eventos hasta junio de 2020, y espera el desarrollo de la pandemia para adaptar su calendario deportivo", subraya.


El presidente de la FFN, Gilles Sezionale, considera "difícil de entender" que el COI mantenga firmemente su postura sin conocer lo que sucederá en el futuro. "En lugar de apegarme a esta línea sin sentido, estaría orgulloso de que el CNOSF transmitiese al COI las preocupaciones de sus federaciones, sus dudas legítimas sobre la equidad deportiva y, como mínimo, que considerase oficialmente un posible aplazamiento", dijo.

 

LOS ATLETAS ALEMANES Y NORTEAMERICANOS, EN LA MISMA LÍNEA


El presidente de la Asociación Alemana de Atletismo (DLV), Jürgen Kessing, y su homólogo en la Federación Estadounidense (USATF), Max Siegel, han pedido que se pospongan los Juegos Olímpicos de Tokio, tal como lo han hecho recientemente otros deportes a raíz de la pandemia de coronavirus.


"Habría deseado que en el Comité Olímpico Internacional hubiesen seguido el ejemplo del fútbol y, al igual que los campeonatos europeos, también se hubiesen pospuesto los Juegos Olímpicos en Tokio por un año", ha explicado Kessing a la agencia dpa.


Kessing ha aludido al hecho de que la UEFA haya aplazado hasta 2021 la Eurocopa, que debería haberse disputado este año, y ha asegurado que se necesita una decisión igualmente clara del COI con respecto a la cita olímpica, prevista para disputarse entre el 24 de julio y el 9 de agosto.


Por su parte, Siegel ha enviado una carta abierta a la directora ejecutiva del Comité Olímpico estadounidense, Sarah Hirshland. En dicho texto, ha destacado "la incertidumbre que rodea a los inminentes Juegos de Tokio" y los "pocos meses" que faltan para su celebración aún sin aplazar.


"Es un tiempo crítico para que nuestros atletas entrenen y compitan, buscando ponerse a sí mismos en la mejor posición posible para representar a nuestro país, al equipo estadounidense y a la Federación", ha proseguido Siegel.


Después ha recalcado que muchos deportistas estadounidenses tienen dificultades a la hora de prepararse, a causa del aislamiento preventivo que ya se aplica en muchas ciudades del país para frenar la expansión del COVID-19.


Priorizando "la salud y la seguridad de todo el mundo", Siegel ha instado a Hirshland a que solicite formalmente al COI un aplazamiento de los Juegos. "Le urgimos al Comité Olímpico estadounidense, como líder del movimiento olímpico, que use su voz y hable en nombre de los deportistas", ha concluido la carta de Siegel.


Un número creciente de deportistas y federaciones, incluido el Comité Olímpico de Noruega y la Federación de Natación de Estados Unidos, quieren que los Juegos se pospongan por razones de salud y porque muchos deportistas no pueden entrenar debido a las restricciones gubernamentales.