Carreteras fantasmas en Valladolid
La A-62

Carreteras fantasmas en Valladolid

​ El tráfico en Valladolid baja un 55%, sobre todo en la VA-20 y A-62, con un 59% menos de vehículos
|

El tráfico ha bajado en Valladolid en un 55 por ciento, sobre todo en la VA-20 y A-62, que han registrado un descenso de un 59 por ciento en el número de vehículos, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT)


En concreto, este miércoles de tráfico en Valladolid, con bajadas del 54 y 55 por ciento (salida y entrada a la ciudad, respectivamente). Las carreteras que más notaron el descenso fueron la VA-20 y la A-62, ambas en sentido decreciente, con un 59 por ciento menos de vehículos que de costumbre en las dos.


El tráfico por carretera continúa bajando en toda España, después de que el Gobierno decretara el Estado de Alarma el pasado sábado. Este miércoles, 18 de marzo, hubo un 59 por ciento menos de tráfico en accesos a ciudades en horario de 6.00 a 10.00 horas, así como un 51,26 por ciento menos en desplazamientos de largo recorrido con respecto al miércoles anterior, según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).


El confinamiento de los ciudadanos en sus casas y la limitación de movimientos son medidas que se notan especialmente en la circulación de vehículos. Ya desde el lunes, primer día laborable bajo Estado de Alarma, el tráfico en las carreteras ha ido cayendo a la mitad.


Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid el tráfico bajó el miércoles un 67 por ciento tanto en sentido creciente (salida de la ciudad) como decreciente (entrada a la capital). La carretera que más notó el descenso de tráfico fue la M-501 en Boadilla del Monte, que experimentó una bajada del 75 por ciento en ambos sentidos.


También las carreteras de Andalucía han visto reducido el volumen de vehículos. Así, en Málaga bajó el tráfico un 70 por ciento en las salidas de la ciudad y un 66 por ciento para entrar. La que más ha visto reducido el tráfico fue la A-7 Occidental, en Benalmádena, con un 74 por ciento menos de tráfico habitual, en sentido creciente de la circulación.


En Sevilla, el descenso fue del 62 por ciento y 61 por ciento (sentido creciente y decreciente, respectivamente). La carretera que más reducción de tráfico experimentó fue la A-49 en Castilleja, que registró un 67 por ciento menos de vehículos (sentido creciente).


En Valencia también se ha advertido menos densidad en la circulación durante el martes, en su caso, un 56 por ciento y un 54 por ciento menos. La CV-500 en Saler en sentido decreciente fue la vía en la que más ha repercutido este descenso, con un 70 por ciento menos de vehículos.

Asimismo, se ha notado una menor concentración de vehículos en Zaragoza, donde bajó el tráfico un 48 por ciento y 43 por ciento. La A-68 en dirección Logroño registró una caída del 63 por ciento.

UN 7,61 por ciento 


MENOS DE CAMIONES

Con respecto a viajes de largo recorrido, este miércoles se registraron 504.027 movimientos por las carreteras competencia de la DGT, frente a los 1.025.024 del miércoles anterior, 11 de marzo, es decir, hubo un 51,26 por ciento de viajes menos.


De todos estos vehículos, 241.799 fueron vehículos pesados. Esto supone que durante la jornada, el 47,97 por ciento de los vehículos que circularon por las carreteras fueron camiones, articulados y transporte de mercancías.


Si bien, el número de vehículos pesados también se ha visto reducido estos últimos días, aunque en menor grado. Este miércoles, en concreto, hubo 12,26 por ciento vehículos pesados menos por las vías interurbanas, en comparación con el miércoles anterior.


Entre el lunes y viernes de la semana del 9 al 15 de marzo, el número de vehículos pesados fue de entre 250.000 y 275.000, y representaban menos del 30 por ciento del total de vehículos que circularon por carretera.


Por regiones, de los 504.027 movimientos registrados este tercer día bajo Estado de Alarma, el 24,4 por ciento se produjo en la zona del Levante; el 23,1 por ciento en Andalucía; el 18,2 por ciento en el centro peninsular; el 13,3 por ciento en noroeste; el 11,7 por ciento en el noreste; y el 9,3 por ciento en Galicia.