Denuncias durante el Estado de Alarma: de "en busca de un bar abierto" a las palmas de un grupo de 100 personas

Denuncias durante el Estado de Alarma: de "en busca de un bar abierto" a las palmas de un grupo de 100 personas

​Sancionadas 19 personas y ocho empresas
|

El Ayuntamiento de Valladolid ha informado de que la Policía Municipal ha denunciado en las últimas horas a un total de 19 personas y ocho empresas por incumplir las medidas contempladas en el Real Decreto que regula el estado de alarma como consecuencia de la pandemia del coronavirus.


Aunque, como ha destacado el concejal de Seguridad y Salud Pública, José Antonio Otero, los ciudadanos muestran un "cumplimiento ejemplar" de las directrices establecidas en el Real Decreto, hay una minoría de personas que "creen que esto no va con ellos" y mantienen actitudes de "irresponsabilidad", por lo que los agentes trabajan para la concienciación y tienen que poner denuncias o reclamar a empresas que cierren al público o que adapten sus instalaciones a los requisitos de higiene y separación entre los trabajadores.


Así, en la segunda jornada laborable, este lunes, se ha denunciado a 19 personas y ocho empresas que se suman a los 43 individuos y nueve establecimientos que ya habían sido sancionados el domingo.


De las 19 personas denunciadas, la mayoría se encontraba en la calle "sin justificación alguna". Los casos, como han relatado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press, eran "muy diversos", como el de un vecino de Parquesol que paseaba por la calle Santiago; dos personas juntas en un establecimiento del centro, y a las 00.25 horas en el paseo Arco de Ladrillo dos personas que circulaban en un vehículo conduciendo un vehículo y que, al ser preguntados por agentes de la Policía Municipal, aseguraron que buscaban "un bar abierto".


También se recoge una denuncia a tres jóvenes que consumían bebidas juntos en un garaje del Paseo de Zorrilla, a las 18.15 horas.


Otra situación conflictiva se dio en la calle Paloma, en la barriada de 29 de octubre, donde a las 22.00 horas de este lunes estaba reunido un grupo de unas 100 personas. Una patrulla de Policía se desplazó al lugar, pero los vecinos hicieron "caso omiso".


De hecho, según se observa en un vídeo que se ha difundido en las redes sociales, cuando una de las agentes que iba en el vehículo utilizó el megáfono para conminarles a que se recogieran en sus domicilios, el grupo comenzó a elevar aun más la voz y a dar palmas.


Finalmente, cuando se les informó y llegaron varias dotaciones de la Policía Municipal se retiraron a sus domicilios.


El incumplimiento de las condiciones de trabajo ha sido uno de los asuntos que numerosos empleados han trasladado telefónicamente a la Policía Municipal, que ya han sido comunicados a la Junta de Castilla y León.

La falta de distancia de seguridad entre los trabajadores ha sido uno de los motivos, como ocurrió en una empresa del sector de la telefonía ubicada en el barrio de Parquesol, donde la Policía ayudó a realizar los cambios necesarios en las instalaciones para adecuarse a las normas.