El teléfono 900 222 000 del coronavirus de la Junta recibe 3.500 llamadas a la hora

El teléfono 900 222 000 del coronavirus de la Junta recibe 3.500 llamadas a la hora

|



El teléfono gratuito de atención telefónica de la Junta de Castilla y León especialmente puesto habilitado para el coronavirus, el 900 222 000, recibe 3.500 llamadas a la hora, según ha revelado hoy la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en rueda de prensa. 


Una saturación que lleva a la responsable sanitaria a indicar que este teléfono está destinado única y exclusivamente a la atención ciudadana, "pero para aquellos ciudadanos que tengan síntomas o que, aunque estén asintomáticos, hayan tenido contacto con personas infectadas. El resto, tiene que llamar a su centro de salud". De hecho, lo recomendable es visitar primero la página web de la Junta de Castilla y León sobre el coronavirus. Verónica Casado ha asegurado que hay algún número de teléfono desde el que ya se han hecho 95 llamadas.


La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha pedido este martes que el uso del teléfono de información para el coronavirus 900 222000 se limite a quien tenga síntomas o haya estado en contacto con algún caso confirmado.

Así lo ha reiterado la consejera en una rueda de prensa en la que ha detallado la evolución del virus en la Comunidad, donde ha aprovechado para detallar la organización por la que apuesta la Junta para dar "la mejor respuesta" a los ciudadanos.

En este sentido, ha señalado que el teléfono 900 222000 se ha reforzado, al igual que la atención telefónica en Atención Primaria, y ha insistido en que es importante acotar quién debe llamar al teléfono 900 al haber pasado de entre 400 y 600 llamadas diarias a 3.500 a la hora.

De este modo, Casado ha explicado que para tener información sobre los síntomas o cualquier duda se debe visitar la web de la Junta, donde se han colgado vídeos e infografías para trasladar a la ciudadanía todo aquello que necesita saber en torno al virus.

La consejera ha insistido en que el 900 222000 sólo está destinado a la atención a la ciudadanía, pero únicamente para atender a quienes tienen síntomas o creen que pueden tener el virus por haber estado en contacto con quienes hayan dado positivo.

En este sentido, ha dejado claro que el resto de ciudadanos deben contactar con su centro de salud, ya que el 900 22000 no debe ser utilizado por quien ya está en seguimiento por su centro de salud, para obtener información de muestras o resultados, o para otros trámites administrativos como bajas o para gestionar recetas.

"Es importante dejar el teléfono 900 para personas que tengan dudas y saber cuál es el recurso que se debe utilizar en cada caso", ha reseñado Casado, quien ha informado de que hay 20 personas atendiendo en horario de mañana, 20 en horario de tarde y ocho por la noche. Además hay cuatro profesionales de atención sanitaria por la mañana y dos por la tarde, a los que se unirá uno más a partir del lunes.

La consejera ha señalado que este teléfono intenta ofrecer una solución en la gran parte de las llamadas y derivan los casos a los Grupos COVID donde se decide cómo actuar en cada caso. Así, si el paciente presenta sintomatología grave se enviará una ambulancia y si es leve se trasladará el caso a los centros de salud, desde donde se decidirá si se hacen visitas domiciliarias o seguimiento.

"Solicitamos a la población que las consultas a los diferentes centros de salud se hagan por teléfono, evidentemente ya el médico decidirá si tiene que acudir, si el paciente puede trasladarse le indicará cómo lo tiene que hacer", ha aseverado, tras lo que ha señalado que, en el caso de urgencias pediátricas, se llame directamente al Centro de Salud.

Por otra parte, ha informado de que todos los hospitales de la Comunidad conocen el Plan de Contingencias. "Saben qué hacer, los hospitales están preparados para dar respuesta a enfermedades graves y a todo lo relacionado con el coronavirus", ha asegurado, tras lo que ha garantizado que hasta ahora todos cuentan con suministro suficiente de EPIs, mascarillas y guantes para "evitar que los profesionales se infecten".

En ete sentido ha agradecido el envío de materiales por parte de empresas y ha reiterado que es importante que la Sanidad esté preparada ante un posible incremento de casos.

Por último, ha lanzado un mensaje de tranquilidad para señalar que Castilla y León dispone de un total de 511 respiradores en los hospitales, que alcanzan la cifra de 602 si se cuentan los pediátricos y 100 unidades más que están a punto de llegar tras haberse comprado hace una semana.