La nieve impide la circular a camiones en tres tramos de autovía y autopista de dos provincias de Castilla y León

La nieve impide la circular a camiones en tres tramos de autovía y autopista de dos provincias de Castilla y León

​En Ávila y Segovia
|

La nieve impide la circulación de camiones y vehículos articulados en tres tramos de autovía y autopista de Ávila y Segovia, mientras que se requiere el uso de cadenas en 15 tramos de carretera de la Castilla y León, con cinco vías secundarias cerradas al tráfico.



Según los datos de la Dirección General de Tráfico consultados por Europa Press, existe nivel amarillo con prohibición para camiones y vehículos articuladosen la A-50 en San Pedro del Arroyo (Ávila), así como en la AP-6 en El Espinar y la AP-61 en San Rafael, ambas en la provincia de Segovia.


Asimismo, la nieve ha obligado a cerrar en la provincia de Ávila un carril en la A-6 en Arévalo y en la AP-51 en la capital, mientras que en la provincia de Valladolid se ha procedido al embolsamiento de camiones en la N-601 en La Luz y la A-6 en San Vicente del Palacio, ambos en la provincia de Valladolid.


Por otro lado, es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno, y se impide la circulación de autobuses, camiones y vehículos articulados (nivel rojo) en la N-502 en Mengamuñoz (Ávila) y la N-110 en Villatoro (Ávila).


En la provincia de Segovia también hay nivel rojo en la N-VI en Villacastín, así como en la N-111 en Soria. Con nivel amarillo se impide la circulación de camiones y articulados en la N-VI en Adanero, la N-502 en Narros del Puerto y en la N-110 en Ojos-Albos y Piedrahíta en la provincia de Ávila, así como la N-603 en San Rafael, la N-VI en Villacastín y la CL-601 en Valsaín en la provincia de Segovia, y la N-113 en Ágreda (Soria).


RED SECUNDARIA


En la red secundaria permanecen cerradas la AV-932 en Santiago del Collado (Ávila), la LE-331 en Boñar (León), la DSA-191 en Candelario y El Travieso y la DSA-180 en La Hoya en Salamanca, mientras que es obligatorio el uso de cadenas en siete carreteras de la provincia de Ávila, dos de León, y dos de Soria, de acuerdo con los mismos datos.


Así, en Ávila hay nivel rojo en la AV-941 en Adanero, la AV-501 en Aldeavieja, la AV-105 en Arevalillo, la AV-900 en Cabañas, la AV-100 en Gilbuena, la AV-932 en Piedrahíta y la AV-104 en Santa María del Berrocal.

En León se repite esta situación en la CL-635 en Burón y la LE-481 en San Emiliano, al igual que en la CL-101 en Ágreda y la SO-615 en Garray en la provincia de Soria.


En la capital abulense, tanto la Diputación de Ávila como el Ayuntamiento de la capital han activado el plan de vialidad invernal sin que haya problemas de tránsito ni calles cortadas.