Ni agua bendita ni saludo de la paz: las recomendaciones del Obispado de Zamora frente al coronavirus

Ni agua bendita ni saludo de la paz: las recomendaciones del Obispado de Zamora frente al coronavirus

|

El Obispado de Zamora ha decidido tomar medidas a causa de la extensión del coronavirus por Castilla y León y el resto de España. La entidad reliogiosa se une así a  las recomendaciones manifestadas por las autoridades sanitarias y en prevención de posibles contagios, "se pide que se extremen las medidas sanitarias". 


Así, el Obispado solicita a sus fieles "prudencia y atención" a las normas dadas por las autoridades sanitarias y a la colaboración con las mismas. Las indicaciones específicas son:


1. Que las muestras de devoción y afecto hacia las imágenes (besamanos, besapiés, veneración de cruces, beso de mantos,…) se lleven a cabo con una respetuosa reverencia, evitando el contacto físico con ellas. 

2. Conveniencia de retirar el agua bendita de las pilas que hay en las entradas de las iglesias y en otros lugares de devoción. 

3. Que el saludo de la paz, en la celebración de la Eucaristía, se haga con una inclinación u otro gesto distinto del habitual de abrazar o estrechar la mano. 

4. Que las personas que distribuyan la comunión, en la celebración de la Eucaristía, se laven las manos antes y después de este momento. El Obispado muestra su disponibilidad para llevar a efecto lo que dispongan las autoridades sanitarias en todas las realidades diocesanas (parroquias, colegios, asociaciones, grupos, movimientos,…) para evitar posibles contagios. Y anima a todos los fieles a elevar oraciones por la salud pública y la recuperación de los afectados.