Investigado en Soria tras no parar en un control y golpear a un Guardia Civil con el retrovisor en su fuga

Investigado en Soria tras no parar en un control y golpear a un Guardia Civil con el retrovisor en su fuga

|

La Guardia Civil de Soria ha detenido al conductor de un turismo que circulaba por la N-234, en dirección a Soria que no paró en un control de alcohol y drogas y que, durante su fuga, golpeó a un Guardia Civil con el retrovisor de su coche.


El varón no solo hizo caso omiso a las señales de alto que le hizo un agente de la Guardia Civil, sino que, de no ser porque se apartó rápidamente, el vehículo le hubiese atropellado, según han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Soria.


El espejo retrovisor derecho del vehículo impactó contra la mano derecha del agente e hizo saltar por los aires la linterna que sujetaba. El embellecedor de dicho retrovisor quedó en el lugar de los hechos, aunque el investigado continuó con su fuga pese al fuerte golpe.


La patrulla que intervino se encontraba realizando un dispositivo perfectamente señalizado y en un lugar con iluminación artificial y pudo reconocer al investigado.


COCHE ABANDONADO


Esta patrulla localizó poco después el vehículo fugado, que había sido abandonado en una zona próxima, abierto, con las llaves puestas y diversos objetos personales en el interior.


Los agentes comprobaron que la pieza abandonada en el lugar donde se realizaban los controles se correspondía con la del espejo retrovisor del vehículo abandonado.


El conductor no contaba con la circunstancia de que los agentes de la Guardia Civil lo habían reconocido en el momento de su fuga por lo que, tras realizar unas comprobaciones en diferentes bases de datos, lograron identificarlo.


Este joven ha sido investigado como presunto autor de un supuesto delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria y otro supuesto delito de atentado contra agentes de la autoridad. Las diligencias fueron entregadas en el juzgado de guardia.