Puente ve "grave" la sentencia sobre los foto-rojo y afirma que funcionan así desde hace 14 años

Puente ve "grave" la sentencia sobre los foto-rojo y afirma que funcionan así desde hace 14 años

Ha incidido en que ve la sentencia como "no ajustada a derecho"
|

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha considerado "grave" y "no ajustada a derecho" la sentencia recientemente conocida que anula una multa de radar de tipo 'foto-rojo', al tiempo que ha incidido en que estos dispositivos del Ayuntamiento funcionan igual "desde hace 14 años" y que es uno de los cuatro jueces de lo Contencioso el que mantiene el criterio de anular estas infracciones.


Así lo ha expresado el regidor vallisoletano en una rueda de prensa sobre la contratación municipal con pequeñas y medianas empresas en la que ha aprovechado para criticar duramente la resolución judicial, no recurrible para el Ayuntamiento, en la que un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo considera que las cámaras instaladas en distintos semáforos de la ciudad son irregulares y que el expediente administrativo que se abre para multar al conductor supuestamente infractor captado por dichos dispositivos y la notificación de la multa infringen la Ley.


El primer edil ha incidido en que ve la sentencia como "no ajustada a derecho", al tiempo que ha advertido de que "muere gente por conductas como la de esta conductora" --la que fue objeto de la multa por saltarse un semáforo en rojo-- y se puede "lanzar el mensaje" a potenciales infractores de tráfico de que "pueden saltarse los semáforos impunemente porque el Ayuntamiento no les sanciona conforme a la ley".

Puente ha defendido que el Ayuntamiento trabaja desde el año 2006 con este tipo de dispositivos de foto-rojo y no lo hace "por capricho" sino que es algo "rigurosamente legal" pues asevera que así lo han dictado en "todas las sentencias" dictadas en los últimos años por los juzgados de la Contencioso, salvo por el magistrado que firma esta última resolución.


No obstante, el alcalde ha señalado que el Consistorio tendrá que hacer "algo" para evitar que esta situación se reproduzca en el futuro.


El regidor ha sido especialmente crítico con el titular del Juzgado, apunta que se pronuncia así debido a que el Ayuntamiento ya no puede recurrir y la sentencia es firme, y le ha reprochado que "la única jurisprudencia que existe para él es la suya propia", debido a que apunta que en la resolución solo cita otras dos sentencias firmadas por él mismo.


También ha calificado de "insólito" que el togado haya concedido una entrevista a un medio de comunicación para explicar la sentencia, algo que no comparte pues, aunque respeta la libertad de expresión, entiende que los jueces "se expresan a través de sus resoluciones". De hecho, ha sugerido a los periodistas asistentes a la rueda de prensa que si el juez concede otra entrevista le pregunten "si es cierto lo que dijo tras el juicio a un letrado del Ayuntamiento sobre que él sabe mucho de este asunto porque a su esposa le han caído tres multas de este tipo".


También ha reprochado el alcalde que el juez haga "juicios de valor" en el texto como que el Ayuntamiento "gusta mucho de utilizar dispositivos de este tipo" y ha defendido que actualmente existe siete radares de tipo 'foto-rojo' en la ciudad frente a más de 8.000 semáforos.


Por otro lado, ha dudado del criterio reflejado en la sentencia sobre la supuesta obligación a realizar un "control metrológico" de estos aparatos, debido a que, al ser de 'foto-rojo' y no de control de velocidad "no realizan mediciones".


Asimismo, ha mostrado a los medios de comunicación las seis imágenes en blanco y negro, captadas por el dispositivo en el caso de la conductora multada, en la que se ve cómo la luz semafórica ya estaba en rojo cuando el vehículo se encontraba a unos seis metros de distancia.