Santa Marta "desiste" de construir el campo de fútbol de Valdelagua

Santa Marta "desiste" de construir el campo de fútbol de Valdelagua

|

El Ayuntamiento de Santa Marta promovió en 2017 (BOCyL 06/04/2017) la autorización de uso provisional de suelo urbano no consolidado, para la construcción de un campo de “fútbol 11” de césped artificial, en el Sector UNC-12, «Las Golondrinas».


Al mismo tiempo, el presupuesto de 2017 contemplaba destinar 250.000.-€ a la construcción de dicho campo de fútbol, cuyo importe inicialmente presupuestado ascendía a 400.000.- €, contando a tal efecto con la previsible subvención de la Real Federación Española de Fútbol, previo convenio con el Consejo Superior de Deportes.


El campo de fútbol no obstante no tenía dimensiones aptas para la competición federada, motivo que sorprendió y fue denunciado por IULV, que dudaba de una subvención de la RFEF para una instalación de medidas “no reglamentarias”.


Izquierda Unida Los Verdes denunció en su momento la treta urbanística por cuanto no parecía razonable construir un campo de fútbol cuyo coste rondaría los 400.000.-€ sobre la base de una auorización de uso provisional. Se criticó además que la zona necesitaría infraestructuras (vestuarios, aparcamientos, etc) con las que no se contaba y de las que se carecía de subvención.


IU LV señaló en el debate de presupuesto que había necesidades más perentorias, entre ellas, la rehabilitación de una serie de edificios municipales en estado obsoleto o con graves desperfectos y carencias de eficiencia energética.


El Ayuntamiento ha tenido que desistir de su idea inicial. No se cuenta con la subvención de la RFEF –salpicada por la operación SOULE- y enfrentada al Consejo Superior de Deportes (que no ha ratificado el convenio) y en consecuencia, el Ayuntamiento ha optado por la prudente opción de destinar 200.000.-€ de recursos propios, mediante una modificación presupuestaria, a rehabilitar la Escuela de Música, una infraestructura municipal que acoge un servicio muy demandado y que necesitaba con urgencia una intervención para su rehabilitación y mejora.


IU Los Verdes celebra la sensata decisión de abandonar un proyecto que nació fallido, que tenía muchas limitaciones, que se había planteado con demasiadas prisas, y que venía a representar un “mal negocio” con peligrosos compañeros de viaje.