A licitación por 3,2 millones el paso inferior en Rafael Cano

A licitación por 3,2 millones el paso inferior en Rafael Cano

|

La junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid  ha aprobado este miércoles el proyecto técnico de las obras para la construcción del paso inferior bajo el ferrocarril en la Plaza de Rafael Cano, que salen a licitación por un presupuesto total de 3,2 millones de euros. El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha reconocido que este proyecto “llega con retraso, lo sabemos y pedimos disculpas por ello”, pero ha apuntado que “ahora el objetivo es que las obras comiencen lo antes posible y que se mejore la conexión en ese punto”.


La ejecución del contrato tiene un presupuesto de 800.000 euros (IVA incluido) en el vigente presupuesto, y de 2.455.683 euros en el ejercicio de 2018. Según las previsiones municipales, las obras podrían dar comienzo inmediatamente después de Navidad, puesto que la adjudicación puede cerrarse a finales de noviembre, una vez transcurrido el plazo de 26 días abierto para presentación de ofertas.


El principal objeto de la obra, que tendrá un plazo de ejecución de nueve meses, es generar un paso peatonal de calidad que permita la conexión del barrio de La Pilarica con el centro de la ciudad, con una anchura mínima bajo las vías de 20 metros, de forma que se genere un espacio que no transmita sensación de túnel, sino de espacio abierto, no sólo de paso, enmarcado en una plaza, un conjunto urbano accesible.


Saravia ha precisado que respecto a la idea original, el proyecto final “tiene como novedad que el paso tiene una orientación un poco oblicua, para orientarlo hacia el Centro Cívico”. Respecto de los carriles bici, se plantea un futuro carril bici que discurrirá por la margen Oeste de las vías, además del actualmente existente, que discurre adyacente a las vías de ferrocarril en su margen Este.


El diseño reflejado en el proyecto permite los flujos tanto longitudinales como transversales de bicicletas y plantea un tráfico compartido entre peatones y bicis, dotando a los itinerarios principales de la suficiente anchura para garantizar la coexistencia de ambos tráficos.


Respecto del ferrocarril, la solución permitirá el mantenimiento en todo el desarrollo de las obras de las dos vías de FFCC existentes, la situada al Este de ancho ibérico y la situada al Oeste de ancho UIC y contempla, además, la posibilidad de ampliación de una nueva línea de Alta Velocidad al Oeste de las anteriores que será la prolongación de la línea que actualmente se interrumpe a la altura de la calle Casasola. Las tres líneas de FFCC implican que el paso inferior se plantee con una anchura de 12 metros.


La idea, en definitiva, es que el resultado final de la obra, además de garantizar un paso de calidad al barrio de Pilarica, convierta el entorno del viejo paso a nivel en un espacio abierto con salida a ambos lados de la vía, una plaza, integrada y accesible para todos los vehículos, incluidos los de emergencia, y compatible además con un hipotético futuro soterramiento.