Diputación lleva mañana a pleno los parques comarcales de bomberos

Diputación lleva mañana a pleno los parques comarcales de bomberos

|

El Pleno de la Diputación de León aprobará mañana el proyecto de parques comarcales de bomberos (SEPEIS). Es posible que el proyecto salga sólo con la mayoría absoluta del PP. Y es que este proyecto ha provocado enormes incendios en los partidos de la oposición. Hasta el siempre acomodaticio Ciudadanos, en boca de su portavoz, Juan Carlos Fernández, ha calificado de “rodillo” la decisión del PP de no aprobar ni una sola enmienda al proyecto.


Este plan ha sido comandado por el vicepresidente de la Diputación, Ángel Calvo, un político duro y adusto, poco dado a la negociación y mucho menos al consenso. El presidente, Martínez Majo, se ha quitado de las manos esta patata caliente, delegándola en su hombre de confianza. Mañana, en el Pleno, será Calvo el principal valladar en el que se estrelle la Diputación.


Dos son los asuntos más polémicos. Primero, la ubicación de los seis parques comarcales. Ayuntamientos del PSOE importantes, como La Bañeza, se han opuesto a la distribución que propone el PP. En segundo lugar, la otra gran polémica es la privatización de la gestión. Sindicatos e Izquierda Unida se oponen tajantemente, considerando que un parque privado es más caro y menos transparente que uno público.


EL PROYECTO


El proyecto contempla la apertura en 2018 de seis parques de bomberos profesionales de titularidad pública en la provincia con 75 trabajadores que dependerán de una empresa privada. Será un modelo mixto en el que la Institución provincial se ocupará de la gestión de las infraestructuras y del material, y una empresa externa aportará la plantilla tras un proceso de adjudicación. Diputación exigirá que los trabajadores deban superar las mismas pruebas que en una oposición y avanzan que se guiarán por las mismas tablas salariales que los bomberos públicos para establecer sus salarios.


De los 6 parques profesionales, habrá tres de primer nivel que estarán ubicados en Celada de la Vega, Vidanes y el polígono de Villager. Cada uno contará con 15 bomberos más un mando, tres camiones y un todoterreno. Los otros tres parques de segundo nivel estarán asentados en Bembibre, Valencia de Don Juan y La Pola de Gordón. Contarán con 9 bomberos profesionales y dos camiones.


Además la Diputación habilitará otras diez instalaciones con bomberos voluntarios en Encinedo, Fabero, La Bañeza, La Cepeda, Puente Domingo Florez, Riaño, Riello, Sahagún, Valderas y Villafranca del Bierzo. Dependerán de esos ayuntamientos pero la Diputación les ayudará económicamente a equiparlos.


La inversión prevista será de 6 millones de euros en la puesta en marcha de esta red de parques comarcales y calcula que el mantenimiento anual rondará los 4 millones. Descartan cualquier ayuda económica por parte de la Junta, a pesar de que el Ejecutivo autonómico hace algunos años sí financió instalaciones similares en otras provincias.


El proyecto contempla acuerdos con los parques de León y Ponferrada para que estos cubran una parte de su territorio cercano a cambio de una cantidad de dinero todavía por determinar.