La Oficina integral de la Seguridad Social será realidad en 2019

La Oficina integral de la Seguridad Social será realidad en 2019

|

Tras muchos dimes y diretes, después del derrumbe del antiguo colegio San Juan de la Cruz y con los enfrentamientos verbales que se han producido a lo largo de estos meses entre el Ayuntamiento de Valladolid y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, parece que está más cerca que la Oficina Integral de la Seguridad Social sea una realidad.


Sin embargo, como las cosas de palacio van despacio, el propio Tomás Burgos, acompañado de la arquitecta del proyecto, Noa González, ha apuntado esta mañana en la presentación, que se ha llevado a cabo en la Dirección Provincial, que hasta 2019 no podrá contemplar la belleza y utilidad de este edificio que costará cuatro millones de euros.


Contexto


Parece que hasta aquí llegará el enfrentamiento entre el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, tras la celeridad a la hora de derribar el colegio San Juan de la Cruz de la Rondilla y después de una intensa lucha de los vecinos del conocido barrio de la capital para que este no se llevara a cabo.


Burgos ha señalado que para él es “motivo de satisfacción ver como se da un impulso definitivo, para quién haya podido tener dudas en el proyecto, y que demuestra el compromiso que se adquirió en su momento”, en franca alusión a las tiranteces que se han vivido con el Consistorio vallisoletano.


“Los vecinos de la Rondilla, de la zona centro y norte de la ciudad, son los auténticos beneficiarios de unas instalaciones como estas y estamos a las puertas del desarrollo de este proyecto que es importante porque viene a significar un salto cualitativo en cuanto a la prestación de servicios a más de 140.000 vallisoletanos”, ha añadido el secretario de Estado.


Un avance para Valladolid


Esta nueva Oficina de la Seguridad Social apuesta por “ser integral donde las personas puedan resolver de forma eficiente, global, rápida y eficiente las gestiones que tienen que realizar con la Seguridad Social, como ha dicho Tomás Burgos, que ha apuntado que es la Administración que “más atención presencial ofrece a los ciudadanos” por lo que “tienen unas exigencias que se ven reflejadas en el proyecto”.


“Estamos ante un edificio que cumple con todas las perspectivas y con la ventaja de modelo de atención presencial con espacios para que el ciudadano reciba información sobre subsidios, prestaciones de forma personalizada y realizar estas gestiones sin desplazamientos”, ha añadido.


El proyecto tiene un plazo de ocho semanas el básico y 15 el de ejecución y además la ejecución de la obra serán de 18 meses, por lo que dicha oficina se abriría a mediados de 2019, como han confirmado tanto Tomás Burgos como Noa Rodríguez.


Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social. Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social.


La eficiencia energética como pilar del proyecto


En el edificio que se ubicará en la calle Torquemada, número 1, del barrio de la Rondilla  está previsto que trabajen 30 funcionarios y contará con un presupuesto de 4 millones de euros, además, la arquitecta del proyecto ha añadido que habrá “28 plazas de aparcamiento” para los trabajadores por que no se verá afectada una zona difícil para encontrar estos aparcamientos.


Noa González ha apuntado, en la presentación del edificio, que se ha apostado “por la arquitectura del ladrillo” en la fachada, haciendo un guiño al Colegio Santa Cruz previamente derribado y que se ha apostado por dar una especial significación a la “eficiencia energética”.


“Entendemos que la eficiencia energética debe partir de medidas pasivas, sin meter elementos adicionales, por lo que es importante la medida adicional como la compacidad del edificio o la ventilación cruzada que se produce en las oficinas”, ha apuntado la arquitecta.


La nueva oficina atenderá a 140.000 potenciales usuarios, que suponen alrededor de 140 consultas presenciales diario y el área de influencia de la misma es la zona centro-norte, con los barrios de Caño Argales, Universidad, San Pablo, San Nicolás, San Miguel, Circular, San Juan, Vadillos, Batallas, Hospital, Rondilla, Santa Clara, Pilarica, Belén, San Pedro Regalado, España, La Victoria, Girón, Las Flores o La Overuela, como protagonistas.


Noa González, arquitecta del proyecto. Noa González, arquitecta del proyecto.