La falta de acuerdo entre IU y PSOE empieza a preocupar

La falta de acuerdo entre IU y PSOE empieza a preocupar

|

Han transcurrido ya dos meses desde que Adoración Martín tomara posesión como nueva concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Zamora, tras la renuncia del concejal no adscrito José Luis Gómez, otrora cabeza de lista de los socialistas. La entrada de Martín cambia la aritmética del equipo de Gobierno, que pasa a tener un concejal más, con un PSOE con más peso numérico que reclama atribuciones de gobierno para su nuevo componente.


Las negociaciones para dotar de tareas a Adoración Martín se están dilatando demasiado en el tiempo, dando lugar a todo tipo de especulaciones, especialmente desde la retirada de apoyo del grupo socialista a su socio de gobierno hace dos plenos cuando se votaba la ordenanza de venta ambulante, lo que despertó todo tipo de suspicacias.


A día de hoy, ambas partes aseguran que siguen negociando, y niegan que peligre el pacto. Sin embargo, desde la oposición, se habla ya de "crisis del matrimonio de conveniencia", en palabras del PP. Hasta Podemos, sin representación en el Ayuntamiento de Zamora, se atreve a hablar de "crisis de gobierno que compromete la celebración de plenos ordinarios, la aprobación del presupuesto de 2018 y, en general, el buen gobierno de Zamora".


Ni siquiera ha salido a la palestra cuáles son las demandas de los socialistas. Se especula con que ansían las áreas de Medio Ambiente y Obras, y que IU no está dispuesta a deshacerse de áreas en las que viene trabajando desde el inicio de la legislatura. Hoy el teniente de alcalde, el socialista Antidio Fagúndez, con su nuevo estatus de secretario provincial del PSOE, ha vuelto a negar que la falta de acuerdo esté provocando paralización en el Ayuntamiento o crisis, pero sí que hay una concejala que no tiene atribuciones y que se hace necesario un "entendimiento". También ha dejado entrever que la espera no puede prolongarse mucho más en el tiempo, y ha hablado no solo del reparto de concejalías. "Hablamos de compartir", y de un reparto más amplio que afectaría a la "toma de decisiones del día a día".


"El PSOE tiene la sartén por el mango, es él el que da el gobierno a IU, pero el alcalde peca de soberbio", resume Clara San Damián. "Esperamos que se arreglen porque están en juego muchos asuntos municipales de gran interés para la ciudad".