UGT critica las cuentas "insuficientes y volcadas en el déficit"

UGT critica las cuentas "insuficientes y volcadas en el déficit"

|

El sindicato UGT ha criticado el proyecto de presupuestos de Castilla y León para 2018 por ser "insuficientes", estar "volcadas" en el déficit y tener el "grave" problema de la deuda, no recuperar los recortes que se han llevado a cabo en los años de crisis y ha señalado que tienen un problema de "ingresos", no de "gastos".


Así lo han expresado el secretario general de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano, el vicesecretario del sindicato, Evelio Angulo, y el economista de UGT Pablo Quindós.


Temprano, en declaraciones recogidas por Europa Press, a pesar de las críticas ha agradecido que la Junta haya aprobado "en tiempo y forma" los presupuestos, algo que ha lamentado que no haya hecho el Ejecutivo central, lo que "no es una buena noticia" porque tendrá incidencia negativa en la Comunidad.


Dicho esto, el secretario general de UGT ha calificado de "insuficientes" estos presupuestos, que a su juicio no van a revertir los recortes de los últimos años en los servicios públicos esenciales, pero además cree que no apoyan la recuperación económica, no generan empleo estable y tampoco de calidad.


Además, ha señalado que se sigue la senda de una consolidación fiscal que deja "escaso margen de maniobra" para afrontar los retos de Castilla y León y también son insuficientes para consolidar la desigualdad y la pobreza.


Temprano ha incidido en que la recuperación económica de la que se habla sigue sin concretarse "con claridad" en los presupuestos y la recuperación económica no llega a las personas y las familias y, en cambio, se vuelcan "una vez más" en cumplir el déficit "como si fuera un dogma de fe". Así, a su juicio no se recuperarán los niveles del Estado de Bienestar previos a la crisis porque beneficia fiscalmente a los ciudadanos con rentas más elevadas.


En esta línea, ha advertido de que la Comunidad va hacia un modelo impositivo y social "anglosajón", cuando habría que apostar por uno europeo con una política fiscal adecuada.


Por otro lado, ha explicado que el sindicato entiende que no se afrontan los retos del tejido productivo ante la nueva era digital, dado que en I+D+i, algo "indispensable para la industria 4.0, "vuelve a quedarse corta" a pesar de que se incrementa.


Faustino Temprano ha señalado que a pesar de ser los presupuestos más altos de la Comunidad la "abultada" cifra no va a "resarcir el estrés" al que se ha sometido a los servicios esenciales en los últimos años, pero además considera que los números "confunden" la realidad ya que hay partidas que se repiten en diferentes años.


Asimismo, a pesar de que crecen presupuestos como los de Educación y Sanidad las tasas universitarias aún son de las más altas de España y las grandes infraestructuras hospitalarias no se terminarán a corto plazo.


El líder de UGT en Castilla y León ha señalado como algo "fundamental" para la Comunidad recuperar el Plan de Convergencia Interior para la cohesión social y territorial porque de lo contrario habrá una región de "dos velocidades" y no se corregirán los grandes desequilibrios entre las distintas provincias.


Temprano también ha expresado su preocupación por el sistema de financiación autonómico, ya que es posible que no se tenga en cuenta la opinión de Castilla y León, respaldada en las Cortes.


Problemas de "ingresos"


Por su parte, Evelio Angulo ha insistido en la idea de que el problema de los presupuestos es de "ingresos" más que de gastos y ha demandado una reforma fiscal que, en caso de llevarse a cabo en todo el Estado, podría suponer muchos unos ingresos de 1.200 millones para Castilla y León y solucionaría el tema de la deuda.


A este respecto, ha señalado que en los presupuestos se contemplan 288 millones de euros para pagar intereses de la deuda, lo que supone 790.000 euros al día.


Angulo ha abogado por una reforma fiscal y un nuevo modelo del sistema de financiación autonómico, algo en lo que considera que Castilla y León no tiene "fortaleza" frente a lo que tienen otras comunidades, y ha concretado algunos de los aspectos que deberían cambiarse en la Comunidad.


En concreto, considera que deberían de eliminarse los beneficios en el impuesto de sucesiones y donaciones, ya que al elevarse el máximo exento ha supuesto una merma de ingresos de 200 millones de euros hacer uso del tramo autonómico del IRPF con diferentes tramos y establecer nuevos tributos como tasas medioambientales o a las grandes superficies.


A esto, según Angulo, se puede sumar el fortalecimiento de la lucha contra el fraude y la "ingeniería fiscal", una competencia de la Junta en colaboración con la Agencia Tributaria, ya que se calcula que el fraude podría alcanzar el 25 por ciento del Producto Interior Bruto, unos 15.000 millones de euros y, si se llevara a cabo una labor exhaustiva, podrían recuperarse 500 millones anuales.


Con estas medidas, ha explicado el vicesecretario general de UGT en Castilla y León, se iría hacia un equilibrio presupuestario que permitiría "echar atrás" la "cronificación" de los servicios esenciales y atender de forma más adecuada las necesidades de personas como los 160.000 parados, más de 600.000 pensionistas o los miles de parados de larga duración que hay actualmente.


Suelo de gasto 


Así, ha reivindicado establecer un suelo de gasto público social que debería alcanzar los 7.060 millones de euros en 2018 con una previsión de crecimiento del 2,7 por ciento, cuando se queda en 6.606, con 455 millones menos, lo que hace que en los últimos tres ejercicios la "cronificación" de los servicios esenciales suponga 1.500 millones que deberían haberse presupuestado. "Es necesario de una vez un suelo de gasto", ha señalado.


En materia de empleo, Evelio Angulo ha reclamado aumentar los recursos para las políticas activas y ampliar éstas a gente con problemas como los más de 9.000 mayores de 55 años que están "en lo mejor de la vida" y ahora no cotizan pese a haberlo hecho en algunos casos más de 30 años, se encuentran en una situación de pobreza pero será peor cuando sufran un "hachazo" del 50 por ciento de su pensión.


Así, ha reclamado un plan de empleo local que pueda contratar durante un año a jornada completa a estas personas para que coticen 16 meses (si se suma el paro), para lo que ha pedido a las entidades locales que "arrimen el hombro".


Otra de las reivindicaciones del sindicato es la subida de los salarios de los empleados públicos, que han perdido más de 15 puntos de poder adquisitivo desde 2010 y que sólo subirán en el mejor de los casos un 1,5 por ciento cuando la inflación lo hará en un 1,5 o un 2, por lo que "en un partido que se empieza a jugar sólo se garantiza el empate".


El sindicato también reclama más esfuerzo de inversión pública en general y en vivienda en particular, ya que desde 2010 cuando había 1.017 millones de inversiones reales se pasó a 306 en 2016 y a 621 en 2018, pero ha calificado de "demagógico y falaz" decir que se suplican las inversiones cuando había 1.304 millones en 2009.


Otras medidas pasan por la reducción de las tasas universitarias "igualitariamente" en cuatro años y no sólo un 5 por ciento este próximo ejercicio, ya no se cumpliría con el objetivo pactado en el Diálogo Social; más esfuerzo en ciencia y tecnología porque se destruirán más empleos de los que se crearán en la Comunidad por no disponer de gente preparada.