Músicas pintadas, una experiencia sinestésica en La Alhóndiga

Músicas pintadas, una experiencia sinestésica en La Alhóndiga

|

Existe un fenómeno neurofisiológico o psico-perceptivo llamado "sinestesia" según el cual la persona percibe una sensación en un sentido al aplicar un estímulo perteneciente a un sentido diferente. Una persona sinestésica puede, por ejemplo, oír colores o ver sonidos y este efecto es el que ha inspirado una interesante exposición que se abrió ayer tarde en la Ahóndiga y que ha sido presentada en el Ayuntamiento por la concejal de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, junto con la artista plástica y organizadora de la muestra, Carmen Ratón, y el autos de las músicas inspiradoras, Miguel Alvarez.


Se trata de una exposición colectiva de pintura un poco especial, en palabras de la concejala de Cultura, pues tiene su origen en un taller buscaba una especie de efecto sinestésico y porque sus autoras, doce mujeres aficionadas de la pintura y amantes del arte, las crearon en el marco de un taller de arte-terapia, "aunque seguramente cualquier taller de pintura o de arte es terapéutico" y especial también por la fuente de inspiración, ya que fueron inspiradas por músicas originales y creadas a su vez para ser pintadas.


Su artífice es Carmen Ratón, artista plástica formada en la Escuela de Bellas Artes de Zamora, con formación en arte-terapia y también profesora de yoga y meditación, quien además de guiar a sus alumnas por el camino de la expresión emocional y el crecimiento personal a través del arte, ha decidido mostrar este trabajo que puede visitarse en la Alhóndiga durante las próximas dos semanas.
Como actividad complementaria los dos próximos miércoles por la tarde se realizarán talleres de arte-terapia y durante toda la exposición, se dispondrá de unas mesas y sillas con mandalas y pinturas "para el que quiera sentarse un rato a relajarse pintando o dibujando, o a dejar salir su faceta creativa, ya que todos la tenemos".


La exposición es el resultado de un año de trabajo en la que se pueden ver en diferentes soportes las creaciones pictóricas motivadas por cada composición musical. Están las pinturas originales y también una proyección donde se liga cada composición con las obras pintadas al escucharla. Además para la visualización de la exposición se conectan las obras con las composiciones musicales correspondientes, para hacer al espectador partícipe de la experiencia, en la que puede ver plasmada la misma melodía bajo la percepción de diferentes personas.


Para el creador de las músicas, es curioso comprobar que a una misma música la respuesta de las pintoras ya sido muy parecida y ellos sin que haya habido comunicación o contacto entre las mismas. En este sentido Miguel Alvarez considera que es posible que haya muchas personas sinestésicas aún sin saberlo.


Las mujeres participantes no son pintoras profesionales "pero sí tienen un nivel de sensibilidad muy alto", según manifestó Carmen Ratón, para quien la exposición se puede observar desde tres planos diferentes: uno convencional, otro más virtual y musical y también en el plano vivencial; por lo que invita a los ciudadanos a que participen con las mandalas o a través de los talleres, para comprobar "cómo el arte de creación nos conecta con nuestro yo y nos expande". Algo en lo que coincide también la concejala de Cultura quien asegura que "no cabe duda que el arte nos ayuda a hacernos más humanos".


La exposición se inauguró con la asistencia de todas las participantes, y puede visitarse hasta el 27 de octubre en horario de 10,00 a 14,00 y de 17,00 a 21,00 horas los días laborables, y los talleres de arteterapia se desarrollarán los días 18 y 25 a partir de las 17,00 horas y la participación es gratuita.