La población en riesgo de exclusión social aumenta pese al empleo

La población en riesgo de exclusión social aumenta pese al empleo

|

Datos poco halagüeños. CCOO ha alertado este lunes de que la pobreza "ha llegado al mundo del trabajo para quedarse si no se pone remedio" ya que, tal y como ha asegurado la secretaria regional de Políticas Sociales del sindicato, Inmaculada de Pablo, en la comunidad hay 433.210 personas, el 27 por ciento de la población, que está bajo el umbral que marca la exclusión social "aunque muchas de ellas cuentan con un empleo".




De Pablo, que ha estado acompañada por la técnico Elsa Caballero, ha explicado que los trabajos a tiempo parcial y la temporalidad "marcan la nueva pobreza" en la que están cayendo los trabajadores de Castilla y León, que se suman a los parados que no tienen prestaciones y a la pobreza estructural "que siempre ha existido".


Esto, según la responsable del sindicato, configura un panorama de exclusión "que no se debe ni se puede permitir", al tiempo que ha pedido empleo "de calidad, preferentemente a tiempo completo, y con salarios dignos para eludir esta nueva modalidad de pobreza".


Según los datos aportados, en Castilla y León el 23,1 por ciento de la población, 573.516 personas, están en riesgo de exclusión y 433.210 no alcanzan unos ingresos de 8.209 euros.


También ha reclamado un cambio en las normas laborales que han permitido "un nuevo mercado de trabajo precario e inestable que está afectando especialmente" a quienes se acaban de incorporar a su primer empleo y a las mujeres que han empezado a trabajar a raíz de la crisis.


"Esta precarización tendrá también efectos en las futuras pensiones con carreras de cotización permanentemente interrumpidas y reducidas cotizaciones", ha augurado Inmaculada de Pablo.


Por su parte, Elsa Caballero ha resaltado que Castilla y León está "algo mejor" que la media estatal en índices de pobreza porque la permanencia del Diálogo Social durante los años de la crisis ha permitido que se hayan consolidado derechos como la Renta Garantizada de Ciudadanía o ayudas de emergencia para alimento, vivienda, energía o cualquier otra necesidad.


Sin embargo, las necesidades no se cubren totalmente, ya que, por ejemplo, hay 16.000 personas percibiendo la Renta Garantizada cuando el sindicato CCOO estima que podrían llegar a 84.000 posibles perceptores, de los que 65.000 la han solicitado.


"Estos recursos hacen más llevadera la pobreza, pero exigen un esfuerzo de las instituciones para su concesión inmediata en caso de necesidad", ha aseverado Caballero, quien ha recordado que en la Comunidad se estima que hay "112.000 menores en riesgo de pobreza".


Por ello, CCOO insiste en que se agilice el Diálogo Social Local para influir en las normativas de los ayuntamientos "que son los que otorgan realmente las ayudas en caso de necesidad".


Asimismo, CCOO mantiene una campaña permanente de asesoramiento y sensibilización sobre el derecho que asiste a las personas en situación de vulnerabilidad, campaña que se incentiva en días como el 17 de octubre cuando los sindicalistas saldrán a la calle para recordar, en el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, que hay derechos para las personas que no logran recursos para llevar una vida digna.