Buscando los marcadores para luchar contra el cáncer con inmunoterapia

Buscando los marcadores para luchar contra el cáncer con inmunoterapia

|

Valladolid volverá a salir a la calle para mostrar su lado más solidario el próximo 29 de octubre, en la sexta edición de la Marcha Contra el Cáncer, que organiza la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Valladolid. Esta es una de las iniciativas en las que de forma más cristalina se puede ver la relación entre una donación o el coste de una inscripción (cinco euros en este caso) y la repercusión que tiene.


El presidente de la AECC en Valladolid, Francisco Javier Arroyo, detalló en la presentación de la marcha que en esta ocasión el dinero que se recaude servirá para financiar la investigación ‘Identificación de biomarcadores epigenéticos de predicción de respuesta a inmunoterapia’, de la doctora María Verónica Dávalos.


Dávalos explica a Noticias Castilla y León que su investigación, realizada en el Institut d'Investigació Biomèdica de Bellvitge (IDIBELL), se centra “en dos tipos de cáncer muy agresivos, de pulmón y de piel, el melanoma”. Ambos tienen una incidencia muy alta en España, “cada año se detectan 3.000 casos de melanoma y 30.000 de cáncer de pulmón”.


Uno de los tratamientos que ha demostrado ser más eficaz contra este tipo de tumores es la inmunoterapia. “Consiste en potenciar la respuesta inmune con la que nuestro organismo hace frente a las células tumorales; pero el problema es que este tratamiento no resulta eficaz en el 100 por cien de los pacientes, sólo entre un 30 y un 50 por ciento responden a la inmunoterapia de manera positiva”.


Ahí es donde entra el objeto de la investigación que ya está realizando la doctora Dávalos y que recibirá un nuevo impulso con la financiación aportada por la ciudadanía de Valladolid a través de la AECC. “El principal objetivo de la investigación es identificar cuáles son esos pacientes que con una alta probabilidad van a responder positivamente a ese tratamiento”, concreta María Verónica Dávalos.


La inmunoterapia “es una terapia muy tóxica, por eso poder predecir en qué paciente va a funcionar permite bajar la toxicidad para los que no les va a ayudar; también es una terapia muy cara, poder establecerlo previamente reduce el coste sanitario de manera considerable”. Para poder detectar antes del tratamiento si el resultado podría ser positivo, es necesario “identificar marcadores epigeneticos, es una señal molecular, un marcador biológico, queremos identificarlos para que nos permitan saber si el paciente va a responder bien o no al tratamiento”.


maria veronica davalos investigacion aecc valladolid 2“Tenemos la intención de realizar una investigación que después se pueda aplicar con un beneficio directo para el paciente, por eso nos interesa mucho trabajar con muestras de pacientes para alcanzar resultados que puedan ir en su beneficio directo, por lo que tenemos un equipo multidisciplinar con varios hospitales y profesionales para que nuestros estudios e investigaciones se puedan trasladar a la clínica”, detalla la investigadora sobre la metodología de su trabajo.


En concreto, a lo largo de la investigación de la doctora Dávalos se seleccionarán dos grupos de pacientes “para estudiar los perfiles de metilación del ADN, un grupo de pacientes que responde muy bien a la inmunoterapia, frente a otro grupo donde no funciona. Analizaremos las diferencias entre estos dos grupos, para poder identificar señales moleculares que estén presentes donde sí funciona. Eso nos servirá para que en el momento en el que llegue un nuevo paciente se puedan analizar estos marcadores y  poder tener la capacidad de predecir si va a responder bien o no”, explica.


Lo que se relata en varios párrafos tiene por delante años de trabajo. “Los avances están siendo muy grandes, de momento nos hemos centrado en estos dos tipos de cáncer porque son donde mejor funciona la inmunoterapia; pero en el mejor de los casos ampliaríamos esa información para otros tipos de cáncer en un futuro”.


Una ayuda muy importante


La doctora Dávalos recibirá la ayuda de la AECC de Valladolid a partir de diciembre. “Ahora más que nunca son importantes estas ayudas, aún más que en años anteriores, porque hay menos inversión en ciencia e investigación, la crisis nos ha afectado mucho”.


El compromiso de la AECC con el proyecto de la doctora Dávalos se extiende durante los próximos dos años, “después se hace una evaluación y si la asociación lo considera conveniente se renueva otros dos años la ayuda”, comenta la investigadora.


Trayectoria


María Verónica Dávalos se licenció en su Ecuador natal. Después continuó su formación en España, con un master y un doctorado a camino entre Madrid y Barcelona. Antes de trabajar como investigadora en el IDIBELL de Bellvitge trabajó unos años en Nueva York, donde comenzó sus estudios sobre el melanoma.


Una trayectoria eminentemente internacional, “algo muy importante, poder establecer relaciones profesionales en varios países, ampliar tus conocimientos en diferentes centros de investigación es algo muy enriquecedor”, apunta. Antes de trabajar como investigadora en el Programa de Epigenética y Biología del Cáncer en el IDIBELL, dirigido por el Dr. Manel Esteller, trabajó unos años en Nueva York, donde comenzó sus estudios sobre el melanoma.


En cuanto a la situación de los científicos en España, Dávalos reconoce que “es verdad que ha habido una gran fuga de cerebros en España por las condiciones en las que tenemos que trabajar, que lo convierten en una lucha, mucho peores de las que tienen en Estados Unidos por ejemplo”.