Polémica en las primarias del PSOE de Zamora por expulsar del censo a 13 militantes

Polémica en las primarias del PSOE de Zamora por expulsar del censo a 13 militantes

|

Las elecciones primarias del PSOE para elegir nuevo secretario provincial en Zamora se encuentran en riesgo de impugnación tras la expulsión del censo de 13 militantes correspondientes a la agrupación de la comarca de Aliste bajo sospechas de "afiliación masiva".


El Comité Federal ha comunicado que estos afiliados no podrán participar en las votaciones al pesar sobre la citada agrupación esta sospecha, situación que podría desembocar en la paralización del proceso de elección del nuevo líder de los socialistas zamoranos.


La polémica se remonta al pasado mes de abril cuando, en plena campaña entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, se registró una denuncia en Zamora por el incremento de más de un 40 por ciento de afiliados en las comarcas de Aliste y Toro.


La Plataforma de Pedro Sánchez arguyó que se podría estar incurriendo en fraude de la Ley Electoral, que fija en un 15 por ciento el tope de afiliación antes de un proceso de votaciones. El asunto fue puesto en manos de la gestora del PSOE, que decidió entonces no intervenir.


El pasado 20 de septiembre, el PSOE de Zamora tuvo conocimiento de la expulsión del censo de esos 13 militantes de Aliste sobre los que pesaba la sospecha de "afiliación masiva". El secretario de Organización, Ismael Aguado, ha asegurado este viernes que en un principio pensaron que había sido un error de la plataforma digital, aunque Ferraz lo ha desmentido. "Nos han explicado que estos compañeros están fuera del censo por afiliación masiva, algo con lo que estamos en completo desacuerdo", ha indicado. Aguado se ha mostrado disconforme, ya que ha explicado que el hecho de que se den de alta 13 militantes en 8 meses no se puede considerar afiliación masiva, sino algo "deseable" para cualquier agrupación. Además, ha señalado que ya votaron en las anteriores elecciones, y que algunos llevan incluso más de un año afiliados.


Aguado ha confirmado que se ha producido una primera alegación a la decisión del Comité Federal, que se ha desestimado. El objetivo es presentar una segunda alegación que se puede resolver antes de este domingo, 8 de octubre, día en que los socialistas están llamados a las urnas.


"Creemos que es deseable que esos 13 militantes puedan finalmente votar, y confiamos en que finalmente se resuelva; si no, se pone en riesgo la validez escrupulosa y existe el riesgo de que esos militantes puedan impugnar el resultado".


El PSOE de Zamora celebra este domingo 8 de octubre su jornada electoral para elegir nuevo secretario general provincial. Una contienda en la que se enfrentan el teniente de alcalde de Zamora, Antidio Fagúndez, y el alcalde de Toro, Tomás del Bien. Más de 600 militantes están llamados a las urnas en toda la provincia, donde se instalarán nueve mesas de votación.