Los salarios subieron en la Comunidad un 2,1% en 2015

Los salarios subieron en la Comunidad un 2,1% en 2015

|

Los salarios subieron en Castilla y León un 2,1 por ciento en 2015, lo que supone el cuarto mayor incremento del conjunto del país y 1,4 puntos sobre la media nacional donde se registró un incremento del 0,7 por ciento, según el Índice de Precios del Trabajo (IPT) publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


En el conjunto nacional es el segundo año consecutivo en el que suben los salarios, sin embargo, en el caso de Castilla y León es la primera subida anual tras los años de crisis, ya que en 2014 se registró un descenso en los salarios del -1,8 por ciento.


De este modo, los mayores incrementos del país en 2015 se situaron en el País Vasco (2,9 por ciento), Galicia y Navarra (2,5 por ciento), Castilla y León (2,1 por ciento) y Asturias y La Rioja (1,9 por ciento). Tras ellas se sitúa Cataluña (1,7 por ciento), Andalucía (1,6 por ciento) Y Valencia (1,5 por ciento).


Cantabria iguala la media nacional (0,7 por ciento) y por debajo se sitúa Canarias (0,6 por ciento) y Extremadura (0,3 por ciento).


Los datos negativos se han registrado en Aragón (-0,4 por ciento), seguida de Baleares (-0,5 por ciento); Castilla-La Mancha (-0,6 por ciento); Murcia (-0,8 por ciento) y Madrid (-2,4 por ciento).


Este indicador, que el INE publicó por primera vez el año pasado, mide la variación del coste salarial que pagan los empleadores por el conjunto de empleos existentes, pero sin estar afectado por los cambios en la cantidad y la calidad de los puestos de trabajo.


De esta forma, se descuenta el efecto composición que se debe, entre otros factores, a los cambios en el número de horas trabajadas, al tipo de contrato, características de los trabajadores, su antigüedad y su promoción profesional.


De acuerdo con esta estadística, el aumento salarial de los contratos temporales fue mayor al de los indefinidos, con tasas anuales del 1,4 por ciento y del 0,5 por ciento, respectivamente.


Por sexos, el salario de las mujeres se incrementó un 1 por ciento en 2015, frente al repunte del 0,4 por ciento de los sueldos percibidos por varones.


Por grupos de edad, en todos se registraron aumentos salariales en 2015, salvo en los menores de 25 años, donde cayeron un 0,3 por ciento, y entre los de 25 y 34 años, donde se mantuvieron estables.