130.000 zamoranos viven fuera de la provincia

130.000 zamoranos viven fuera de la provincia

|

La realidad de la provincia de Zamora dibuja una curva creciente de despoblación y emigración al exterior, ya sea a otros puntos de Castilla y León, al resto de España y, en un buen número de casos, a otros países. Una realidad patente que conoce muy bien la UNED de Zamora, centro de referencia para el estudio de la emigración, que precisamente esta semana ha recibido el encargo de la Junta de Castilla y León de estudiar este fenómeno, así como de otras iniciativas como convocar premios en materia de emigración, la construcción del atlas de la memoria de la emigración castellana y leonesa y la convocatoria de becas.


Lo cierto es que si en la Comunidad Autónoma la emigración es una "realidad fundamental, con los defectos pero también con las oportunidades que conlleva", apunta Juan Andrés Blanco, director de la UNED, en Zamora es aún más visible. Y es que, según los datos que maneja el Centro de Estudios de la Emigración Castellana y Leonesa de UNED Zamora, si en la provincia residen 180.000 personas, fuera de ella hay otras 130.000 zamoranos. Una proporción que refleja la sangría poblacional de una tierra que mira cada vez más al exterior.


Sin embargo, la emigración, que es indiscutiblemente un hecho "traumático", se convierte en "fuente de oportunidades", alimentando la vinculación de quien sale de la provincia con su tierra, que automáticamente se convierte en embajador de Zamora, "en escaparate para poner en valor la provincia", el turismo, los productos que producimos... "si tuviéramos un registro de las personas que hay fuera de la provincia 'vendiendo' todo lo bueno de Zamora, nos sorprenderíamos", apunta Blanco.


Los tiempos han cambiado, y el natural desarraigo que produce la lejanía de la tierra se ve paliado ahora por las nuevas tecnologías: llamadas de teléfono casi a diario, whattsap, redes sociales... nada que ver con la soledad vivida a finales del siglo XIX y el XX. Lo que no ha cambiado es el perfil del emigrante zamoranoo: "los que se van tienen la decisión de busar otras expectativas fuera de su lugar de origen, tienen una enorma capacidad de trabajo y de ahorro", si bien en ocasiones los avatares de la vida dificultad que que progresen. El horizonte, casi siempre, es el regreso a Zamora, algo que puede cambiar por el establecimiento de nuevos vínculos amorosos, familiares, laborales... Por eso, Juan Andrés Blanco incide en la importancia de mantener el vínculo entre quien emigra y su tierra. "Si se rompe la relación con la emigración y su entorno, cada vez es más difícil recuperarla.


Gracias al convenio firmado con la Consejería de la Presidencia el Centro de Estudios de la Emigración Castellana y Leonesa permitirá a UNED Zamora continuar con el mantenimiento de la memoria viva de los emigrantes y contribuir a mantener ese vínculo maternal que nunca se olvida.


Visita de los participantes del Programa "Siente Castilla y León", organizado por la La Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas de la República Argentina al Centro de Estudios de la Emigración de Castilla y León Visita de los participantes del Programa "Siente Castilla y León", organizado por la La Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas de la República Argentina al Centro de Estudios de la Emigración de Castilla y León