Tres parques vallisoletanos para perderse y disfrutar

Tres parques vallisoletanos para perderse y disfrutar

|

“Advertir la vida mientras se vive, alcanzar a vislumbrar su implacable grandeza, disfrutar del tiempo y de las personas que lo habitan, celebrar la vida y el sueño de vivir, ese es su arte”, aseguró el escritor mexicano Doménico Cieri Estrada, en una construcción gramatical que nos viene al pelo para introducir este texto.


Y es que en los tres parques de los que vamos a hablar hoy, y de los que presentamos un material gráfico y audiovisual extenso para que se deleiten con él, se puede celebrar la vida y el sueño de vivir y uno puede además perderse durante unos minutos e incluso horas para disfrutar de todos sus encantos.


Parque de Las Norias


Ubicado en los terrenos de la antigua azucarera, el Parque de Las Norias es un espacio natural de más de cuatro hectáreas, con amplias praderas, que se ha adaptado como zona de ocio para que las familias y, sobre todo, los más peques, disfruten y se lo pasen en grande jugando con sus amigos cerca de un estanque que sirve de complemento perfecto.


Cuenta con un gimnasio con rocódromo municipal y con unas instalaciones para jugar a uno de los deportes que más de moda están en la actualidad como es el pádel. Un lugar mágico para visitar y dar un paseo bajo el sol y con ese hilito de viento tan rico que da ese toque de sosiego.


Valladolid-reportaje-parques-norias-ribera-rosaleda-7


Los Jardines de la Rosaleda y Moreras


Es uno de los lugares favoritos de muchos vallisoletanos y también de los turistas que acuden año tras año a la capital del Pisuerga. En sus 35.000 metros cuadrados nos podemos encontrar rosas de cualquier color y, además, cuatro pérgolas que están repartidas por los paseos y que son fabulosas para el selfie pertinente.


Los jardines cuentan también con un parque infantil para que los más pequeños de la casa se lo pasen en grande y, sobre todo en verano, sirve de prólogo para que muchos acudan hasta Las Moreras para broncearse a las mil maravillas en una zona de esparcimiento para bañistas en la que se puede alquilar barcas o piraguas para acabar en otros puntos emblemáticos de la ciudad como el Puente Colgante.


Valladolid-reportaje-parques-norias-ribera-rosaleda-22


Parque Ribera de Castilla


Situado junto al río Pisuerga y teniendo como límites la desembocadura del Esgueva y el Puente Condesa Eylo, es otro de los puntos más visitados de Valladolid por sus doce hectáreas en las que podemos encontrar diversos tipos de árboles como los castaños de indias, chopos o plataneros de sombra.


En este parque podemos ver fuentes, estanques, y varias áreas de juego para niños y cuenta además con una zona habilitada para pesca.


Valladolid-reportaje-parques-norias-ribera-rosaleda-34


Tres puntos importantísimos de Valladolid para disfrutarlos sorbo y sorbo y gozar de ellos en compañía o solo para beber de toda su magia y encanto.