Ricardo Maldonado: "Ser antitaurino es una moda de ideas extremistas"

Ricardo Maldonado: "Ser antitaurino es una moda de ideas extremistas"

|

Si hay algún tema candente y polémico en la actualidad es la tauromaquia. Esta semana he decidido charlar con Ricardo Maldonado (Valladolid, 1990), novillero, para que me cuente él mismo, ‹‹un profesional del sector›› como le digo, qué opina de este entorno.


Lo primero que se me viene a la cabeza es por qué novillero y no otra profesión. ‹‹Es algo vocacional, no tengo familia ligada con el ámbito taurino, aunque siempre me ha llamado la atención cuando veía las corridas por televisión cuando las ponía mi abuelo››. Parece que esta forma de tomar la decisión de dar el salto es común entre varios toreros. Prosigue: ‹‹Desde ese momento supe que era un arte, yo veía a los toreros como héroes››. Así que con doce años comenzó de lleno en este mundo, en concreto en la Escuela Taurina de Salamanca, donde pasó cinco años. No obstante todo empezó por un capote, ‹‹estuve ahorrando un año para comprármelo y empecé por mi cuenta. Vieron mis padres lo mucho que me sacrificaba y fue ahí cuando no les quedó más remedio que ver que me lo tomaba en serio››. Lejos quedan esos años, ahora ya van cuatro como novillero con picadores.


Saúl N. Amado Saúl N. Amado


Me cuenta que hace diez años había más festejos que ahora, aunque ahora está todo más controlado, ‹‹los espectáculos son más selectos y con mayores garantías››, no obstante ‹‹se han recortado oportunidades para los jóvenes promesas››. ‹‹Todo está influenciado por el tema político, nos utilizan como moneda de cambio para captar votos. Por el lado económico muchos ayuntamientos no tienen recursos para montar festejos y los trámites administrativos son muy complejos y caros. Todo ello hace que en muchas ocasiones se dejen de lado las novilladas››.


Escuchando esto me siento obligado a preguntarle por el “toreo de talanquera”, si cree que el público busca más el espectáculo barato que la profesionalidad. ‹‹Echar un toro por la calle es gratis, si cobrasen un euro no iban ni la mitad. Una novillada ahora la cambian por una probadilla. Se abarata el espectáculo, tanto para la empresa como para la gente››.


Le pregunto por la sensación que despierta ver que el cartel de Valladolid no tiene ni novilladas ni toreros locales (con la excepción de Manolo Sánchez por su veinticinco aniversario de alternativa). ‹‹Debería ser casi obligatorio incluir una novillada, pues es la única manera de promocionar la cantera y apostar por el futuro de este arte››. En relación con lo de que nadie en su tierra es profeta… ‹‹no entiendo como un torero que ha triunfado en la última feria, como Joselillo, quede olvidado en el cartel. Y más con las sustituciones que ha habido este año podrían haberle incluido, o a David Luguillano, o incluso a mí, que he estado rozando la alternativa››.


No quiero irme sin preguntarle por la lucha entre taurinos y antitaurinos, que el tema está que arde. ‹‹Pienso que es una moda de ideas extremistas. Es una manipulación del sector. Incluso en muchas manifestaciones son actores, pagados por agencias, que van a cambio de un bocadillo y un sobre con un sueldo››. El novillero es optimista y opina que ‹‹mientras siga habiendo afición… esto no es el problema››. Y claro, para que la afición se mantenga habrá que pensar en los jóvenes, ¿verdad, Ricardo? ‹‹Desde luego que los jóvenes son los que van a mantener viva esta fiesta, pero hay que incentivarles y darles facilidades, un claro ejemplo es la grada joven de Valladolid, que tiene un gran éxito››.


Termino la conversación con Ricardo con una reflexión, y es que tal y cómo está el panorama actual, me pregunto si puede llegar un momento en el que se ponga punto y final a la tauromaquia y su entorno… Aunque Maldonado no quiere que me vaya con ninguna duda a casa y me responde que ‹‹si tiene que caer, lo hará por su propio peso, pues mientras la gente siga acudiendo a los tendidos, la fiesta se mantendrá viva. El día que dejen de hacerlo… será otra cuestión››. E imagino que también será otra entrevista.