Piden reconocimiento para los restos arqueológicos de la Rúa Mayor

Piden reconocimiento para los restos arqueológicos de la Rúa Mayor

|

La procuradora por Podemos en las Cortes de Castilla y León, Isabel Muñoz, ha presentado en la Comisión de Cultura y Turismo una Proposición No de Ley con la que incoar del expediente para la declaración como (BIC) Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica la muralla del castro prerromano descubierta en el año 2010 en Calle Rúa Mayor, 49, de Salamanca.


En este sentido, se solicita que se realice, por parte de los técnicos del Servicio Territorial de Cultura, las comprobaciones pertinentes para valorar el estado en que se encuentra el solar y el correcto mantenimiento de las medidas de protección adoptadas en su día para asegurar la preservación de la construcción descubierta.


Completar la excavación arqueológica y valorar las acciones encaminadas a la expropiación forzosa de la propiedad en la que se encuentran los restos arqueológicos, siguiendo lo dispuesto en la legislación vigente, tal y como recoge la Ley de Patrimonio Histórico Español y la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León, completa la propuesta.


Hallazgo arqueológico


En el año 2010 se permiten obras de restauración estructural, restitución tipológica, mantenimiento de fachadas y reestructuración de cubiertas, según la ficha 222 del Catálogo de Edificios de Interés del vigente Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca, en el edificio, que goza de protección estructural, por encontrarse "en un desastroso estado de conservación", vaciado y apuntalado desde hace más de quince años, “tras una larga serie de decretos municipales que no fueron atendidos por los propietarios y sin que el Ayuntamiento optase por actuar directamente”, explica Podemos.


A raíz de las excavaciones pertinentes realizadas en la parcela del inmueble, se descubrieron unos restos arqueológicos "de extraordinaria relevancia" ya que, a juicio de los expertos, por su entidad e importancia, son “claves para entender los orígenes de la ciudad”.


Se trata de un cubo defensivo de planta semicircular, que formaría parte de una de las puertas de la fortificación de un asentamiento prerromano, de gran calidad y en un buen estado de conservación.


Situación de abandono


En la actualidad y, tras la excavación arqueológica, el solar en el que están los restos arqueológicos “se encuentra abandonado a su suerte, si bien los restos están tapados, lo que no impide, sin embargo, que las importantes construcciones descubiertas y otros restos pudieran aparecer y que estén afectados por las raíces de la numerosa vegetación que ha crecido”, apunta Podemos.