Aprobado el nuevo convenio para la integración en superficie del tren

Aprobado el nuevo convenio para la integración en superficie del tren

|

El pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado el nuevo convenio de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad que regulará las actuaciones para la integración en superficie del tren, incluyendo los pasos elevados y subterráneos, la nueva estación de autobús y el traslado definitivo a los nuevos talleres de Renfe entre otras actuaciones.


El acuerdo en la Comisión de Urbanismo auguraba esta ratificación en el pleno. Sin embargo, el debate ha vuelto a estar notablemente crispado y ha puesto de manifiesto la abismal diferencia que ahora mismo separa al Gobierno, PSOE y Toma la Palabra, con PP y Ciudadanos especialmente.


El alcalde, Óscar Puente, ha utilizado el turno del grupo socialista para defender el acuerdo. “De diez pasos en las vías vamos a pasar a 25 y se va a actuar también en los que ya existen, se va a construir una nueva estación de autobuses y a facilitar al fin el traslado definitivo a los nuevos talleres de Renfe”, ha relatado entre alguno de los aspectos que considera más positivos.


Además, Puente ha recordado que si el pleno no aprueba el convenio, “se perdería también la confianza entre administraciones y eso se tardaría mucho en solucionarse, si nos queremos desentender ahora de la solución de la deuda, algo que nos generaría problemas con la Junta y con el Ministerio de Fomento”.


El alcalde ha cargado con dureza contra el grupo popular, “que tienen sentado en su grupo a un concejal investigado”, en relación con Alfredo Blanco, investigado en el caso de la confort letter.


Para la aprobación definitiva de este acuerdo ha sido imprescindible el cambio de postura de Sí se Puede, que se abstuvo el lunes en la Comisión de Urbanismo y cambio de parecer el miércoles para aprobarlo.


En su intervención, la portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, ha argumentado que “el debate va más allá de si soterramiento sí o no; la situación es desoladora, con un proyecto incompleto e inviable con una deuda impagable, con diferentes judicializaciones, una comisión de investigación” y ha justificado que “aunque no estamos de acuerdo con el convenio ni con una filosofía impuesta desde Adif y en el que las plusvalías por la venta de terrenos vuelve a jugar un papel importante, apoyamos este convenio por responsabilidad con la ciudad”.


El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha explicado que para su grupo, Toma la Palabra, “lo fácil habría sido aplazar esto siempre, no ganamos nada políticamente, pero las cuestiones hay que resolverlas” y ha citado al interventor municipal, que ha planteado que de no firmarse este convenio “la Sociedad Valladolid Alta Velocidad entraría en concurso de acreedores, las obras pendientes se quedarían sin hacer, se podría proceder a la venta judicial de los talleres para el pago de la deuda”.


Por parte del PP, José Antonio Martínez Bermejo, ha asegurado que “hoy es un día negro, se han rendido y sometido la ciudad de Valladolid a la decisión de terceros, con este nuevo convenio antisoterramiento, porque imposibilita que la operación más importante para la ciudad se pueda realizar en el futuro”; a lo que Puente le ha respondido que “no plantea ninguna solución alternativa”.


La concejala de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha reprochado a los partidos del Gobierno que “no creían en el soterramiento, con este convenio en pocos años habrá en la ciudad algo que no quieren los vallisoletanos, dónde quedó la participación de los vecinos en el asunto más importante para la ciudad” se ha preguntado y ha reprochado a Puente que prometió electoralmente el soterramiento “y tenía que haberlo defendido”.


Charo Chávez solicitó que la votación fuera nominal, por lo que cada concejal dijo la posición de su voto. Los del PSOE, Toma la Palabra y Sí se Puede apoyaron el acuerdo mientras que PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito votaron en contra.