El Ayuntamiento proyecta 153 actuaciones con 18 millones de nuevas inversiones

El Ayuntamiento proyecta 153 actuaciones con 18 millones de nuevas inversiones

|

El Ayuntamiento de Valladolid realizará 153 actuaciones con los 18,4 millones de euros del plan de inversiones financieramente sostenibles de 2017. Con este Plan, las Concejalías y Entidades Municipales pueden abordar nuevas inversiones que no fueron incluidas en el Presupuesto inicial de 2017 porque se superaba el techo de gasto estimado para dicho año. Este tipo de inversiones tienen la gran ventaja de que no computan en el cálculo del mencionado “techo de gasto”.


Desde la Concejalía de Hacienda se han podido atender la mayor de las peticiones de inversión recibidas desde las distintas Áreas si bien, dado el escaso margen de tiempo del que se ha dispuesto desde la aprobación a finales de junio de este año de los Presupuestos Generales del Estado -que las regulan-, algunas de ellas se han pospuesto para el Presupuesto municipal de 2018 donde ya contarán con el proyecto aprobado.


Las principales novedades respecto del Plan de 2016 estriban que por primera vez AUVASA y las Fundaciones de Deportes y Cultura van a contar con sus propios Planes de IFS que se suman al del Ayuntamiento, puesto que las tres Entidades disponen también de superávit del presupuesto 2016 requisito que establece la legislación estatal, y remanente de tesorería para financiarlas.


Estas inversiones podrán ser materializadas también a lo largo de 2018. Para ello y esto consiste la segunda novedad, el Gobierno Central ha establecido que, dada la demora de seis meses en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 (cuya publicación en el BOE se produjo el pasado 28 de junio), para este año se exige únicamente que los expedientes de contratación de las obras estén iniciados antes del 31 de diciembre, no siendo necesario que esté iniciada la ejecución de las obras en esa fecha como ocurría el pasado año.


Qué condiciones hay que cumplir


Es requisito imprescindible para acometer las inversiones que el Ayuntamiento cumpla unas condiciones determinadas como son que el presupuesto de 2016 se haya liquidado con superávit y con remanente de tesorería para gastos generales positivo, que no se superen los límites de endeudamiento a partir de los cuales se precisa autorización, y que el Ayuntamiento esté al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social. Además de que, en su caso, las IFS no originen déficit en el año 2017.


La Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF) establecía que en el supuesto de que la liquidación presupuestaria se sitúe en superávit, este se debería destinar únicamente a reducir el nivel de endeudamiento neto.


Desde 2014, las Corporaciones Locales pueden destinar el superávit a financiar inversiones siempre que éstas sean financieramente sostenibles a lo largo de su vida útil. La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 (ya lo había sido también para 2015 y 2016) ha prorrogado la aplicación para dicho año de la regulación de esta materia contenida en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, y en la Ley de Haciendas Locales.


A la vista de la liquidación del Presupuesto de 2016, el Sector Público Municipal (Ayuntamiento y Entidades dependientes) dispone de un importe máximo de 18,4 millones de euros en 2017 para contratar inversiones financieramente sostenibles, inversiones que se financiarán con el remanente de tesorería para gastos generales generado en el pasado año que no ha sido aún utilizado en 2017.


Para que un proyecto de inversión tenga esta consideración y pueda incorporarse al presupuesto de 2017 debe cumplir una serie de requisitos: tener reflejo presupuestario en determinados grupos de programas establecidos por la normativa presupuestaria de las Entidades Locales, una vida útil de la inversión superior a 5 años, y que el proyecto no suponga incremento de los capítulos 1 (gastos de personal) ó 2 (compras de bienes corrientes y de servicios) del estado de gastos, en el horizonte de su vida útil. En caso contrario esos proyectos precisarían de autorización por el Ministerio de Hacienda si el conjunto del Plan supera los 10M. de euros.