El informe para mejorar la financiación deja buen sabor de boca

El informe para mejorar la financiación deja buen sabor de boca

|

El experto designado por la comunidad autónoma de Castilla y León en la Comisión creada por el Gobierno de la nación sobre la reforma del modelo de financiación autonómica, Jaime Rabanal, ha considerado "positivo" el informe puesto sobre la mesa en este foro ya que, más allá de "generalidades", representa un avance al definir la arquitectura del futuro modelo, un asunto que, en su opinión, no se había conseguido hasta ahora ya que los modelos precedentes han respondido a las necesidades políticas y financieras de cada momento.


"En general la propuesta es positiva desde el punto de vista del sistema por su planteamiento de Estado en servicios públicos muy importantes", ha defendido el experto para quien España tiene la "oportunidad" en este debate para abordar problemas de inestabilidad del modelo territorial del país. "Es un esfuerzo que merecería la pena hacerlo", ha opinado.


Asimismo, Rabanal ha significado que el planteamiento de los expertos sobre financiación autonómica no cierra planteamiento pero abre posibilidades de avanzar en la definición de las necesidades de gasto, unos parámetros que podrían beneficiar a Castilla y León hasta el punto de afirmar que la comunidad castellanoleonesa podría mejorar su financiación en la medida en que se computen esos parámetros que permitan ajustar "la unidad de necesidad" al coste de los servicios.


El experto designado por Castilla y León ha informado a este respecto de su voto particular en la Comisión nacional para que esta comunidad autónoma mantenga el "statu quo" de modo que no pierda financiación sobre lo que tiene ahora ya que "no todos los ciudadanos son iguales", con el ejemplo de que no cuesta al sistema lo mismo un adolescente de 15 años en sanidad que una persona mayor de 65, un abanico que sí se ha abierto en la Comisión nacional.


"Ahora hay que hacerlo en la concreción (...) para compensar en su caso la pérdida de población en términos absolutos, porque la población que se valora es la ajustada, más allá de que sea un riesgo porque habrá que discutirlo y valorarlo y porque habrá comunidades que defiendan la población en sentido puro".


Rabanal, que ha participado en la primera reunión del Consejo de Gobierno tras el descanso vacacional para dar a conocer al Ejecutivo de Juan Vicente Herrera los pormenores del citado informe, ha recordado que el debate parte de un modelo "muy complejo y poco claro" como el actual, según sus palabras y de la necesidad de que todas las comunidades consigan la misma financiación por "población ajustada", a lo que se unen otras propuestas en relación a la "deseable reestructuración" de la deuda de las autonomías.


Este experto ha abogado también por potenciar los mecanismos de colaboración entre las autonomías.


Por parte de la Junta de Castilla y León, su portavoz, Milagros Marcos, ha aclarado que, a falta de una valoración cuando exista un modelo final y definido, la Comunidad tiene un "buen posicionamiento" ya que tiene indicadores de resultados "muy importantes" en los grandes servicios públicos por lo que ha considerado "clave" acompañar estas ponderaciones de necesidades de la población con la financiación.


"El gasto tiene que ser eficiente y ese nivel de eficiencia es el que queremos que se plasme", ha exigido la portavoz.


Marcos ha aprovechado la ocasión también para apelar una vez más al consenso político desde la premisa de que se trata de un modelo para toda la población que, por lo tanto, debe ser participado por todos. La portavoz ha exigido la reforma del modelo "cuanto antes" ya que el actual es "insuficiente" para Castilla y León si bien ha asumido que será difícil llegar a ese acuerdo este año.


"Lo que nos interesa es que haya un consenso y que haya financiación suficiente para la Comunidad", ha sentenciado.