Conducía, mientras se grababa, a 220 km/h por la A-62

Conducía, mientras se grababa, a 220 km/h por la A-62

|

La Guardia Civil ha identificado e investigado a un joven de 22 años por circular a 220 kilómetros por hora por la autovía A-62 a su paso por la provincia de Burgos, algo que grabó y posteriormente difundió en redes sociales, tras lo que, entre otras medidas, un juzgado ha retirado el permiso de conducir al individuo.


En concreto, la Guardia Civil ha abierto diligencias a J.V.T, de 22 años, en calidad de investigado, como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial por conducir un vehículo a motor con exceso de velocidad.


El individuo, con la colaboración de otra persona, que ha sido identificada, grabó su propia conducción a una velocidad que alcanzó los 220 kilómetros por hora.


La investigación se inició en marzo, cuando la Benemérita tuvo conocimiento de la existencia de un vídeo, que había sido subido a la red social Instagram, en la que se observaba la grabación de unas imágenes desde dentro de un vehículo, en las que el mismo alcanzaba la velocidad de 220 kilómetros por hora, por lo que su conductor podía incurrir en un ilícito penal.


El Grupo de Investigación y Análisis de este Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos abrió una investigación tendente a la comprobación de los hechos observados y a la identificación, localización e investigación del conductor infractor.


Datos concretos


Iniciadas las investigaciones se pudo determinar que estaban grabadas en un tramo de carretera de autovía a su paso por la provincia burgalesa y, conforme avanzaban las pesquisas, se precisó que fue sobre las 19.00 horas, se concretaron el día y el mes así como el lugar exacto de la grabación, la autovía A-62, entre los kilómetros 9 al 11, a su paso por el alfoz de Burgos.


Las gestiones practicadas permitieron localizar la cuenta de Instagram desde la que habían sido "colgadas" las imágenes e identificar al conductor, que ha sido investigado como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial.


El velocímetro del turismo marcó durante ese intervalo 220 kilómetros por hora, de manera que superó en más de 80 la velocidad genérica establecida para esta vía, que al tratarse de una autovía es de 120 por hora.


Las imágenes, en las que se podía comprobar el vehículo circulando a elevada velocidad por el centro de la calzada, ocupando parte de ambos carriles, han sido eliminadas de la red social.


Las diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Burgos y una vez celebrado juicio rápido y dictaminada sentencia, entre otras cuestiones, le ha supuesto a J.V.T la privación del permiso de conducción. Adicionalmente y dentro de la investigación se ha podido comprobar que el vehículo no se encontraba asegurado en la fecha de la comisión del ilícito, lo que constituye una seria infracción por lo que se enfrenta a una posible sanción económica de 1.500 euros.


La Guardia Civil ha señalado que "este tipo de conducciones, negligentes y temerarias y con manifiesto exceso de velocidad, no solo ponen en peligro nuestra integridad física, sino la propia vida y la del resto de usuarios de la vía" y, además de constituir una infracción muy grave al vigente Reglamento de General de Circulación, estas conductas al volante pueden ser constitutivas de un delito contra la Seguridad Vial.