Diputación, pendiente de Hacienda para invertir el remanente de 20 millones

Diputación, pendiente de Hacienda para invertir el remanente de 20 millones

|

Una institución solidaria y bien gestionada. Este puede ser el resumen del largo pleno que la Diputación Provincial ha celebrado esta mañana. Solidaria porque ha habido unanimidad a la hora de aprobar la petición al Gobierno central y a la Junta de Castilla y León de una serie de medidas urgentes para paliar la “catástrofe” del campo leonés por la conjunción de los efectos de la sequía y las heladas.


Y bien gestionada por que el remanente económico del presupuesto supera los 20 millones de euros, una cantidad que es necesario invertir de forma urgente, según estuvieron de acuerdo todos los grupos políticos. Pero hay un inconveniente legal y es que Hacienda sólo permite que esos excedentes vayan a amortizar deuda. Lo que, como mal menor sería beneficioso, tal y como dijo el presidente, Martínez Majo, porque la amortización anticipada de deuda podría permitir liberar hasta 11 millones de euros, cantidad que sí se podría destinar a inversiones.


Así y todo, Martínez Majo, se mostraba esta mañana optimista al dar por buena una enmienda del PP a los Presupuestos Generales del Estado, por la que Hacienda levantaría la mano y permitiría que, al menos, una parte de los remanentes de los presupuestos de diputaciones y ayuntamientos fueran destinados a inversiones directas con el objetivo de crear empleo.


En este sentido y visto que ya se está a la mitad del ejercicio económico, todos los grupos coincidieron en la elaboración de planes especiales de inversión en obras en ayuntamientos para destinar esos millones de remanente. También se propuso que una Junta de Portavoces extraordinaria decida la inversión de esos remanentes.


El presidente, Martínez Majo, quiere actuar con cautela y previsión. Y recordó que no se olvidase que la puesta en marcha de los parques comarcales de bomberos podría costar entre 4 y 5 millones de euros, por lo que el citado remanente vendría de maravilla. También destacó como objetivos prioritarios la creación de suelo industrial, allí donde de verdad fuera necesario o los planes para reducir la brecha digital en amplias zonas rurales de la provincia.


En cualquier caso, unanimidad y satisfacción en el Pleno por la existencia de ese importante remanente; aunque preocupación por la necesidad de invertir, también, lo más rápidamente posible.


SOLIDARIDAD CON EL CAMPO


Unanimidad, asimismo, para aprobar una moción por la que la Diputación se dirigirá al Gobierno central y a la Junta de Castilla y León para que ambas instituciones aprueben una serie de medidas urgentes de ayuda al campo leonés, cuya situación ha sido calificada de “catastrófica” por los efectos prolongados de la sequía y las posteriores heladas.


Todos los grupos piden préstamos subvencionados a agricultores y ganaderos afectados, moratorias financieras, exención o bonificación de la Seguridad Social e IRPF, reforma de los seguros agrarios y ayudas directas.  En esta última medida, la de las ayudas directas, todos coinciden en que Europa las prohíbe taxativamente.


En este sentido, desde el PSOE se anunció que “lo peor está por venir” porque hay poca agua en los pantanos y desde la UPL se exigió que el agua de los pantanos leoneses debe ser prioritariamente para el campo leonés y “si sobra algo, para Palencia”.


ESPAÑOL PARA EXTRANJEROS


Tras quedar sobre la mesa en el pasado Pleno la integración de la Diputación en la Asociación León destino en español”, cuyo objetivo es potenciar el turismo idiomático, en esta ocasión, el acuerdo fue casi total. Diputación participará activamente en este proyecto para atraer a estudiantes extranjeros para que aprendan español en la provincia.


FRANCO


Tampoco hubo mayor discusión a la hora de retirar al dictador Franco los posibles honores y distinciones que en su día le hubiera otorgado la Diputación. El presidente aseguró tajantemente que se cumpliría la Ley y sólo mostró su contrariedad por haberse enterado por la prensa de esta situación. En este sentido, rogó a la secretaria general que pusiese en marcha de forma inmediata el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica para despojar a Franco de sus distinciones.


Y poco más, salvo los temas que van a todos los plenos sin previsión de una solución inmediata, como la  creación de unos servicios jurídicos propios; la adjudicación del nuevo contrato de suministro eléctrico; la legalización del parking de Santa Nonia, en pleno centro de la capital leonesa; el atasco administrativo de Gersul por acumulación de “mierda” y la ausencia del secretario; la instalación de desfibriladores; la situación de la línea férrea de vía estrecha FEVE; o la posible privatización de las estaciones de esquí. Nada nuevo, salvo, en esta ocasión, el hecho de que no se puede dar a conocer cuánto ha pagado Diputación por el IBI del parking de Santa Nonia en los 29 años de existencia “por riesgo de colapso de los sistemas administrativos”. Cosas de una institución anquilosada y falta de profundas reformas.