¿Posibles causas de la posible crisis del cristianismo, VIII?

¿Posibles causas de la posible crisis del cristianismo, VIII?

|

0. ¿Existen una veintena de grandes sistemas ideológicos, seculares o, y religiosos, o combinados de ambos… entre todos el cristianismo, es una fuerza ideológica y social y práctica que tiene unas diferencias con otras…? ¿Y por tanto, si el cristianismo cayese en crisis, se convirtiese en un movimiento minoritario en el mundo, esto sería un enorme mal, para el ser humano, un mal presagio o indicio o realidad?



  1. A mi corto y modesto entender, la razón, es “si la sal se vuelve sosa, quién la salará”. Creo que las jerarquías religiosas, en mayor o menor grado, sin ser malas, porque no lo son, son buenas en su inmensa mayoría, quizás no hayan dado el paso siguiente, de mayor perfección y de mayor santidad. El pueblo, cuándo huele y percibe que una persona ha llegado o está muy alto en la unión con Dios, van a beber de sus aguas. Ayer y hoy y siempre ha sucedido este fenómeno. El pueblo creyente y no creyente, desea ver ejemplos. Cuando encuentra una Teresa de Calcuta, un Pío de Pietrelcina, un…, la gente se acerca y su fe se fortalece…


Quizás, habría que preguntarse, que siendo buenos, notables incluso en su moralidad y en su espiritualidad, las jerarquías religiosas, incluso las personas consagradas de forma religiosa o con votos, quizás, no han dado, el siguiente paso, un grado mayor de perfección y santidad, que en parte será donación y gracias y dones de Dios, pero quizás, el sujeto debe estar apto o al menos, dejarse aceptar por esos dones y gracias…


De los fieles normales, sin votos especiales, para qué hablar…



  1. Quizás deberían plantearse los cristianismos realizar alguna ceremonia o alguna mención en las diferentes culturas-sociedades-civilizaciones que inauguran un nuevo año, o empiezan en distinta fecha. No digo que sea lo mismo las celebraciones que cuando empieza el nuevo año cristiano, pero alguna ceremonia religiosa o algún tipo de celebración.


Creo que esto ayudaría y permitiría el entendimiento entre las culturas y civilizaciones diferentes del mundo.



  1. A mi corto entender, el cristianismo, en la medida de lo posible, igual que incentiva que existan hospitales, escuelas, residencias, universidades, etc., deben incentivar productos de alto nivel cultural, en todos los campos del saber, artes, letras, música, etc. En la medida de lo posible. Debe incentivar, que existan personas dentro de la moralidad cristiana, dentro de la religiosidad cristiana, que construyan obras, de alto nivel cualitativo y conceptual y estético en el campo de la música, del arte plástico, de la literatura, etc. Sean personas consagradas con votos religiosos, o sean personas laicas o seglares, o incluso personas fuera del cristianismo. Creo que esto es esencial, para la presencia del cristianismo en la sociedad y cultura actual, tanto occidental, tanto europea o en otras…



  1. Los humanos, en general, no quieren poner en equilibrio y armonía y racionalización y mesura los sentimientos-pasiones-deseos-pulsiones-libidos-impulsos… Y es obvio y evidente, que el cristianismo, como en general, otras ideologías religiosas y otras filosofías morales, en general, buscan que el ser humano encuentre un equilibrio entre sus niveles racionales e irracionales. O dicho de otro modo, alcancemos la paz interior.


Que nos autocontrolemos de forma racional y prudente y mesurada. No que neguemos nuestra irracionalidad y nuestras pasiones, pero si que les pongamos límite y le demos un cierto rango de racionalidad, mesura, prudencia, veracidad, verdad…


Es obvio que vivimos en una sociedad, en la cual, se predica e incentiva el materialismo, el hipersensualismo, el hedonismo, el epicureísmo, el placer sin medida, probar distintas experiencias sean del tipo que sean, etc. Por lo cual, diríamos que en el medio ambiente, hay formas de ser y de estar y de actuar que van en contra del sentido de la mesura y del equilibrio moral y práctico y ético que incentiva el cristianismo…



  1. Durante estos cincuenta años últimos han dejado la vida consagrada o religiosa miles y docenas de miles de personas, y también se han secularizado miles y docenas de miles de presbíteros. Todavía de esas personas, aún viven y respiran. Deberían realizar encuestas serias y profundas. Enviarles test con preguntas y respuestas y que ellos, todo con la mayor discreción, prudencia, racionalidad y bondad, dijesen su opinión, y estas personas indicasen, las razones y motivos múltiples y diferentes y diversos por los cuales, ellos y ellas creen en qué cosas el cristianismo debe mejorar.


Pueden ser esas encuestas discretas e incluso no conocer el nombre y la persona. Sino que se enviarían a una dirección postal, incluso fuera de su diócesis, en cada país, se podrían enviar a la sede de Conferencia Episcopal del ese país.


Creo que esto permitiría un estudio serio y profundo, recoger datos que podrían después analizarse y estudiarse, e incluso poner medidas de posibles soluciones.


Creo que todas las Iglesias cristianas o todos los cristianismos deberían hacer un ejercicio de autoanálisis preguntando o haciendo encuestas de varias docenas de preguntas, a las personas que habiéndose consagrado a y en sus respectivas Iglesias, después las hayan abandonado o hayan abandonado esos votos o esas consagraciones o esos presbiterados o pastores, etc.


Desde luego otras encuestas para los fieles en general, incluso para los no fieles, para cualquier ciudadano. Para saber algo, hay que recoger datos, ante un problema, lo mismo. Quizás de este modo se podría averiguar el aumento de tanta secularización en Occidente, de tanto abandono de la religión en Occidente.


De paso estudiar si en otras religiones, que no sean el cristianismo, si está sucediendo lo mismo, o en mayor o en menor cantidad. También estudiar si en otros continentes, está sucediendo lo mismo, con sus religiones mayoritarias, etc. El por qué si y el por qué no.


Poner cifras y cuantificaciones de fenómenos. Al menos, en la medida de lo posible.



  1. Si no hay suficientes personas, dentro del cristianismo, que rozan los grados máximos de santidad y perfección, por la gracia de Dios y sus esfuerzos en consonancia con esa Voluntad de Dios. Si no existen suficiente número de estas personas, a su vez, no habrá suficiente número de personas, que sin llegar o estar en esos momentos tan alto, están en una categoría de notables o de excelencia, y por tanto, si no existen estos dos grupos de perfección y de santidad, con el suficiente número de personas en esos estados, entonces, no habrá directores espirituales, personas que sirvan de ejemplo, cristianos de alto nivel moral y espiritual que sean capaces de dirigir a otros seres humanos y a otros cristianos.


Es decir, se rompe, diríamos la escalera, los peldaños, y entonces, existen un número enorme de cristianos que están en los niveles bajo de la escala de la santidad y de la perfección, y en los tramos de arriba, existen muchos tramos rotos de la escalera, y aunque existan algunas, que siempre han existido y seguirán existiendo, no hay suficiente para crear un número suficiente, de personas de la escala media de la perfección y santidad que puedan dirigir a los de abajo, y a la vez, ellos o ellas, ser dirigidos por los de arriba, entendiendo abajo o arriba, en sus niveles de aceptación de la gracia de Dios, de perfección y de santidad, siempre según la providencia del Ser Supremo.


En definitiva, faltan santos y santas, aquí en la tierra, faltan personas que sean buenos directores de almas, según la terminología clásica. Y por tanto, millones o decenas de millones de cristianos son ovejas sin pastor. No se niega que existan personas de alta santidad y perfección, y que muchas dentro de unas décadas serán ascendidas a los altares, después de fallecer, pero quizás, no existan el suficiente número.


Aquí la cuestión, es que Dios no quiere que existan más santos y santas en cada época. La respuesta es siempre la misma, como ocurre con la genialidad y el talento humano, nace mucho pero se pierde también mucho. La respuesta Dios, parece ser, que desea que existan más santos y santas, pero los humanes, muchos, no dan los pasos suficientes, según su estado de vida, etc.



  1. La sociedad y sus ideologías, casi todas se enfrentan de una manera o de otra, al cristianismo, en su parte teórica, o en su parte moral, en sus concepciones o en sus costumbres y actos. Por tanto, la sociedad en muchos sentidos se ha descristianizado. Es más, hay movimientos que abogan e ideologías y grupos que claramente van en contra del cristianismo, de unas maneras o de otras.



  1. De todas formas, todo lo bueno que el cristianismo hace en el mundo, no lo pregonan, no lo explican de forma correcta. No tienen, quizás, porque no quieran, hacer alarde de la multitud de obras buenas, que cada día se hacen en nombre del cristianismo, sean de entidades colectivas o de grupos de cristianos, sean de cristianos individuales, que en nombre y por el cristianismo hacen multitud de cosas buenas cada día, de palabra o de acción o de no hacer cosas negativas o malas.



  1. El cristianismo, sin negar sus errores históricos, por parte de algún sector del cristianismo, ha sido y es una fuerza positiva para la sociedad, el mundo, los individuos, en cualquier situación, país, sociedad, Estado, cultura, etc.



  1. Hay que preguntarse, por qué cuándo hay un hecho cristiano que resalta, por ejemplo, la película La Pasión, de hace unos años, hubo tanto rechazo a esa película, por parte de determinados colectivos e ideologías. Y en cambio, a esa película o a otros hechos culturales o de otro tipo, apenas hay críticas, siendo esos hechos, más negativos… Dicho de otro modo, por qué tanto rencor y maledicencia hacia el cristianismo por parte de determinados individuos, grupos, colectivos, sectores, ideologías, etc.