Máximos mandatarios del CES reclaman proteger el diálogo social en Europa

Máximos mandatarios del CES reclaman proteger el diálogo social en Europa

|

Los máximos responsables del Consejo Económico y Social en Europa, España y Castilla y León han reivindicado la Europa del Diálogo Social, materia en la que han reconocido el liderazgo de la Comunidad castellanoleonesa, al tiempo que ha fijado como gran tarea pendiente la necesidad de que la UE se reconcilie con sus ciudadanos desde el punto de vista económico, social y político.


Han sido algunos de los mensajes que los máximos responsables del CES en Europa, España y Castilla y León, Georges Dassis, Marcos Peña y Germán Barrios, respectivamente, han lanzado esta mañana minutos antes de inaugurar en Valladolid una jornada europea, con participación, entre otros, de los líderes de UGT y CCOO en la Comunidad y de la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, que tenía por objeto reflexionar sobre el Diálogo Social en los tres escenarios y retos de futuro.


Si para Georges Dassis el gran reto es una Europa "cada vez más cercana a sus ciudadanos", su homólogo español, Marcos Peña, ha aprovechado este foro para reivindicar una Europa como "espacio más habitable del mundo", en referencia a que representa el 7 por ciento de la población mundial y consume el 50 por ciento de su gasto social, de ahí, tal y como ha apuntado, la obligación de "protegerlo, con sus problemas, desajustes y desequilibrios", y para ello ha citado como gran objetivo la reconciliación de la UE con sus ciudadanos desde el punto de vista económico, social y político.


"Por eso es preciso estrechar lazos y hacer un nuevo relato que se basa en la dimensión social europea, que ha sido siempre su seña de identidad. Europa seguirá siendo Europa cuando siga siendo una Europa social, el origen de su fundación", ha sentenciado.


El caso regional


El presidente del CES en Castilla y León, Germán Barrios, anfitrión del encuentro, ya que éste se desarrolla en la sede regional de dicho organismo, ha incidido, en declaraciones recogidas por Europa Press, en la "singularidad" de la Comunidad en la materia objeto de análisis, pues no sólo aparece recogida en su Estatuto de Autonomía como principio rector y está institucionalizada en la Ley 8/2008 que regula el Consejo del Diálogo Social en la región, sino también por su "peculiaridad" que le convierte en modelo exportable a otras CC.AA e incluso otros países.


En este sentido, Barrios recuerda que en Castilla y León este instrumento se practica en cuatro escalones: como participación institucional, denominado democracia participativa; como procedimiento de deliberación y consulta, la democracia consultiva y deliberativa, peldaños ambos practicados en el CES; la de carácter bipartito entre sindicatos y empresarios, con resultados muy importantes en negociación colectiva y la resolución de conflictos individuales, y "la manifestación más importante como es la concertación social entre Ejecutivo, patronal y organizaciones sindicales...la fórmula más específica y cualificada del Diálogo Social".


Se trata de un mecanismo "institucionalizado en Castilla y León que lleva más de quince años como concertación social y más de veintisiete como diálogo social", se ha felicitado Barrios.


Retos


Coincidentes también en los efectos positivos del Diálogo Social en Castilla y León y, por tanto, alineados todos tras un balance positivo, los máximos responsables de la Confederación de Empresarios de Castilla y León (Cecale), UGT y CC.OO en la Comunidad, Santiago Aparicio, Faustino Temprano y Ángel Hernández, respectivamente, subrayan, en palabras del primero, la necesidad de "divulgarlo y transmitirlo al resto del Estado y fuera de él como la herramienta tan potente que se ha revelado en nuestro territorio", aunque también se marcan nuevos retos para los próximos cuatro años.


Entre ellos, Hernández y Temprano citan la necesidad de "extender" el modelo a las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes, algo, como así incide el primero de ambos sindicalistas, "de gran importancia en una Comunidad como ésta en la que se trata de vertebrar políticas para que el conjunto de ciudadanos, para una misma cuestión, tengan las mismas obligaciones y derechos".


El líder regional de CCOO confía en que el trabajo iniciado al respecto entre patronal y sindicatos sea ya una realidad en los próximos cuatro años. "Si lo logramos, muchas de las cosas que hoy algunos ciudadanos ven con cierta lejanía las van a tener que hacer sobre el terreno, y por tanto a quienes tendrán que pedir explicaciones será a los que tienen más cerca, en lugar de tirar hacia arriba", resumen Hernández.


Derechos perdidos


Pero además, el secretario de UGT en la Comunidad, Faustino Temprano, es también partidario de aprovechar el Diálogo Social como marco en el que reivindicar y luchar por la recuperación de todos aquellos derechos perdidos en la época de crisis.


"Nos creemos el dato de que hemos salido de la crisis, pero esa salida no ha llegado a las personas, y por eso es preciso recuperar los derechos perdidos", remarca Temprano, quien apostilla que Castilla y León es ejemplo de Diálogo Social en toda España "no sólo porque sea una seña de identidad sino porque ha pasado a convertirse en patrimonio de los ciudadanos".


Al igual que su homólogo en CCOO, Temprano también remarca como gran reto extender el modelo a diputaciones y ayuntamientos tras recordar que los ciudadanos "están más cerca de la administración local y tienen que percibir que ésta es capaz de crear empleo y poner en marcha acciones sociales que ayudan a combatir la pobreza", concluye.