Recomendaciones para leer El Quijote sin rendirse

Recomendaciones para leer El Quijote sin rendirse

|


El periodista y escritor Eduardo Aguirre abrió esta noche el ciclo de conferencias del programa "Cervantes en León" con una conferencia excelente, cargada de humor, ironía, golpes de efecto y útiles recomendaciones para leer a Cervantes y su Quijote.  El título de su charla ya era premonitorio: "Bienvenidos al Quijote. Recomendaciones para leerlo sin rendirse". Lo que no era previsible, dado el carácter serio e introvertido del conferenciante, es que se presentase ante el numeroso público, que llenaba el salón de actos de la Biblioteca Pública de León, con un prototipo de máquina acusica, capaz de detectar a quienes aseguran haber leído El Quijote sin ser verdad. Por un momento se produjo una cierta tensión en la sala. Menos mal que Aguirre advirtió que la máquina no estaba enchufada. La intención del conferenciante era poner en evidencia un dato real: que sólo dos de cada diez personas que dicen haber leído El Quijote lo han hecho en realidad.


Presentado por una excelente profesora, la subdelegada del Gobierno y ejerciente cervantista por alcalaína, Teresa Mata, y prologado por el catedrático Chamosa, Aguirre dio una serie de recomendaciones para facilitar la lectura de El Quijote, poniendo de relieve de antemano que "El Quijote es fuente de felicidad".  Para Aguirre, el fomento de la lectura pasa por la elección de una buena edición de El Quijote, teniendo muy en cuenta el formato del libro, el peso, el tipo de libro y la existencia o no de ilustraciones.


El segundo paso es tener al lado una biografía de Cervantes porque El Quijote no deja de seer el reflejo de las circunstancias vitales de su autor. "Don  Miguel estuvo en la cárcel y El Quijote es la obra del desengaño, pero también del perdón", señaló Aguirre. Y añadió que Cervantes sufrió mucho y que nunca superó "la herida de la pobreza, el dolor invisible de la pobreza, algo que ni siquiera pudo superar con el éxito popular de su novela".


Tercera recomendación de Aguirre: Cuándo leer El Quijote. La respuesta: cuando la vida le haya dado a uno un par de palos y reveses. "Primero hay que tener la voluntad de leerlo y, luego, la lectura exige una edad, no es obra de juventud sino de madurez. Se goza con la edad".


Con estas recomendaciones ya está uno dispuesto para disfrutar de "la obra maestra del humor universal. Es la gran aportación y descubrimiento de Cervantes: con el humor se puede expresar todo. La clave de El Quijote es la mezcla de humor y ternura. Es un universo católico".


Y la última cuestión que el conferenciante expuso al público: ¿Por qué leer El Quijote". Y Aguirre, ya desmelenado, sin gafas y totalmente entregado y convencido se confesó: "El Quijote es fuente de felicidad, es la mejor obra de la literatura universal, contiene todos los registros de la literatura, es el prototipo del ideal sobre un mundo mejor, aunque deja abierta una cierta sensación de fracaso".


Y la última conclusión, antes de retirar la "máquina acusica", "El Quijote es la resultado de la mezcla de la piedad, el humor, la ternura y el perdón", sentenció Aguirre. "Este es el gran hallazgo de Cervantes"


Este ciclo de conferencias, junto con todo el programa de "Cervantes por León" ha sido organizado por la asociación Sofcaple, presididad por Vicente Carbajal con el apoyo de la Diputación y varias empresas privadas.