La música de Corizonas emerge bajo la lluvia de Valladolid

La música de Corizonas emerge bajo la lluvia de Valladolid

|

Para lo reivindicativo que se muestra y con todo lo que ha hecho, y hace, Javier Vielba por la escena musical de Valladolid, pocas veces ha tenido la ciudad de disfrutar de este torbellino sobre el escenario. Un embajador de Pucela que, junto a los otros seis integrantes de Corizonas, fue el encargado de poner la nota musical al inicio de las fiestas de San Pedro Regalado.


La lluvia que hizo acto de presencia durante todo el día sabía que llegadas las diez de la noche tenía que echarse a dormir porque en la playa de Las Moreras había una cita imperdible con este supergrupo nacido de la unión de Arizona Baby y Los Coronas. Con su estilo híbrido entre el folk y el surf pero siempre con el rock marcando el paso presentaron su último trabajo, del que se cumple un año desde su publicación: ‘Nueva dimensión vital’.


Con un estilo más pop que en su primer álbum de estudio han conseguido que conectar con el público sea tan fácil como se pudo ver en la noche del viernes con canciones como ‘La cuerda que nos dan’, ‘Todo va bien’, ‘Vivir y no pensar’ o con ‘Luces azules, momento en el que Vielba y Marrón se enfundan las acústicas para dar buena cuenta de una canción dedicada a Valladolid.


 La trompeta de Yevhen Riechkalov tiene ese poder de trasladar a los presentes a un desierto de tierras fronterizas entre México y Estados Unidos en el que se encuentra con las guitarras de Pardo, Krahe y Marrón al paso que marcan Vacas y Loza al bajo y la batería.


A pesar de la facilidad para corear los hits de su último trabajo, el público se entregó a fondo con las canciones de su primer álbum, ‘The news today’. Canciones como ‘Run to the river’, ‘I wanna believe’ o ‘The falcon sleeps tonight’, elevaron los brazos de los cientos de personas que se congregaron para disfrutar de este supergrupo.


Casi una hora y media sobre un escenario que, tanto Arizona Baby como Los Coronas y la inigualable mezcla que de ellos surge, deberían visitar con más frecuencia para que su poso se deje sentir en cada paladeo.