Burgos saborea los bocetos que realizó Picasso para pintar el Guernica

Burgos saborea los bocetos que realizó Picasso para pintar el Guernica

|

El pasado mes de abril se cumplieron 80 años desde que los aviones alemanes e italianos de la Legión Cóndor bombardearan la localidad vizcaína de Guernica. Ocho décadas también, por lo tanto, de la magnánima obra de Pablo Picasso. Ahora, los más de cuarenta bocetos que el pintor realizó antes de dar forma a una de sus obras más célebres pueden verse en Burgos gracias a la exposición temporal que acoge hasta otoño el Museo del Libro Fadrique de Basilea.


El director del Museo del Libro Fadrique de Basilea, Juan José García, ha manifestado "la ilusión" con la que se ha preparado una muestra en "tiempo récord" que ya se expuso hace 20 años, justo cuando Siloé comenzó su andadura en una conocida galería de la ciudad.


"Sabemos del éxito que está teniendo en el Museo Reina Sofía y por eso hemos rescatado de la colección una muestra con los facsímiles de esos bocetos", ha precisado García.


Son 42 bocetos que se hicieron con el permiso de París y el patrocinio de la Unesco que certificó una tirada de la que este Museo posee varios estuches, ha explicado Juan José García, quien ha precisado que lo que se busca es poder acercar el Guernica a las nuevas generaciones.


"Queremos recordar como fue el momento en el que el Guernica llegó a España y vivimos ese despertar", recalcó el editor burgalés, que entiende que "es el momento de recordar el Guernica y la idea que subyace a esa obra". De este modo, los visitantes podrán ver los bocetos previos a una obra que grita contra la guerra y que habla de atrocidades.


Beato de Liébana


La exposición que ya puede verse en Burgos descubre, además, una de las facetas menos conocidas del Guernica. Es aquella que habla de la relación existente entre el cuadro de Picasso y El Beato de Liébana.


"Hemos colocado dos beatos donde se ve el primitivismo de las ilustraciones de hace cientos de años al primitivismo que usó Picasso porque hay quien dice que Picasso se pudo inspirar en uno de esos beatos durante su época en París", concretó García.


La muestra permitirá además que cada visitante de su propia versión de la obra. Para ello, podrá liberar su vena artística y dar su versión del Guernica en un mural que busca una reflexión de una obra que justo este año cumple 80 años.


El Guernica, de Pablo Picasso, fue pintado entre los meses de mayo y junio de 1937. Es una denuncia y un recuerdo al bombardeo de la localidad vasca de Guernica, ocurrido el 26 de abril de dicho año, durante la Guerra Civil Española. La obra estuvo custodiada y expuesta en Nueva York hasta que en 1981 regresó a España. Actualmente se expone en el Museo Reina Sofía.