El Centro de Arte Baltasar Lobo, un empeño colectivo

El Centro de Arte Baltasar Lobo, un empeño colectivo

|

Hace escasos meses se creó la Asociación Amigos de Baltasar Lobo con dos objetivos importantes. El primero de ellos, trabajar y colaborar en dar a conocer la obra de Baltasar Lobo a través de actividades y propuestas culturales en la ciudad y fuera de ella en colaboración con la Fundación Baltasar Lobo y con otras instituciones que necesariamente deben sumarse al proyecto.


El segundo, convencer a la sociedad zamorana de la necesidad de que el Museo del escultor de Cerecinos de Campos, nuestro artista más internacional, que donó una importante colección de su obra a la provincia de Zamora y pudo ser trasladada desde su estudio en París con los impuestos de los zamoranos, no se cierre en falso. La idea de trasladar el Museo de Lobo desde la Casa de los Gigantes (segunda sede provisional) al antiguo Ayuntamiento continúa siendo la propuesta de la Fundación Baltasar Lobo y del propio Ayuntamiento, aunque en su opinión se trata de otra sede provisional inadecuada, no solo para contener la totalidad de su legado sino para desarrollar las funciones propias de un Centro de Arte que pueda acoger otras manifestaciones artísticas de arte contemporáneo. En este sentido, la asociación considera que las referencias de espacio y necesidades que en su día definió el arquitecto Rafael Moneo siguen siendo válidas.


De cualquier modo, el colectivo ha comprobado con agrado que no están solos en este empeño, ya que recientemente este proyecto de un Centro de Arte para Baltasar Lobo ha sido incluido en el programa ZAMORA10 presentado el pasado 20 de abril por la CEOE CEPYME, Cámara de Comercio, AZEHOS y Caja Rural de Zamora. "Estos colectivos empresariales pueden contar con nuestra total colaboración y nos pondremos en contacto con la oficina de gestión, cuyo funcionamiento se anuncia para este mes", afirman.


"Nuestra ciudad y provincia se encuentran en un momento crítico de cara a su futuro. Uno de los componentes posibles de su desarrollo pasa por el turismo en sus diferentes vertientes, desde el ya consolidado alrededor de la Semana Santa, como los relacionados con la calidad de nuestras iglesias románicas y patrimonio cultural, así como el ecológico y gastronómico, además de la red de museos y centros culturales de la ciudad en la que se echa en falta un Centro de Arte contemporáneo de prestigio ligado a la obra de Baltasar Lobo", argumentan. Con ello se completaría una oferta amplia que abarcaría a todas las sensibilidades sociales nacionales e internacionales. Todo ello debe hacerse desde la calidad y un amplio servicio.


"No pretendemos remover la historia de proyectos truncados, desencuentros y dineros europeos que acabaron en otras finalidades. Pretendemos cerrar correctamente aquel proyecto basado en la generosidad de Baltasar Lobo, que se inició en 1983, que contó con el apoyo de todas las instituciones locales, provinciales y autonómicas y que finalmente quedó descolocado en sus objetivos principales", señalan.


Asimismo, conisderan que el Ayuntamiento de Zamora y la Fundación Baltasar Lobo "necesitan apoyo institucional y privado" para romper las "inercias heredadas del anterior equipo de gobierno y reconducir este proyecto", asumiendo todos la importancia que tiene Baltasar Lobo y su legado para la ciudad. Así pues, tienen claro que este proyecto necesita de la colaboración de todas las administraciones, pero también están convencidos que, desde la responsabilidad, la colaboración y el trabajo serio y honesto podrán encontrar soluciones.


La Asociación AMIGOS DE BALTASAR LOBO, constituida el 31 de enero 2017, cuenta en la actualidad con 160 miembros y se financia a través de las cuotas de sus asociados. Están organizados en diversos grupos de trabajo (sede y relaciones institucionales, financiación, actividades, documentación y comunicación) en los que pueden colaborar activamente todos los asociados que lo deseen. Tienen una página en Facebook: Amigos de Baltasar Lobo. Trabajan en varias líneas de actividades para este año y han mantenido varias reuniones con la Fundación Baltasar Lobo, así como con el Ayuntamiento. Además, esperan poder reunirse pronto con la Diputación Provincial, con la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Cultura para estudiar posibilidades de colaboración para la sede definitiva del Centro de Arte Contemporáneo Baltasar Lobo y para conseguir la estructura administrativa que garantice su funcionamiento futuro.