El Ayuntamiento se vuelca en evitar el fraude en tributos municipales

El Ayuntamiento se vuelca en evitar el fraude en tributos municipales

|

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, que se ha reunido en sesión ordinaria esta mañana bajo la presidencia del alcalde, Óscar Puente, ha aprobado el Plan de Inspección Tributaria para el año 2017, que tiene como objetivos evitar, en lo posible, el fraude fiscal en los tributos municipales, investigando y comprobando el adecuado cumplimiento de las obligaciones tributarias para con la Hacienda municipal y regularizando la situación de los ciudadanos.


Antonio Gato, concejal de Hacienda, Función Pública y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado tras la aprobación del plan que "los vallisoletanos son buenos cumplidores con sus obligaciones fiscales en materia local" pero ha añadido que "hay una parte pequeña que no cumple" por lo que "la labor de inspección pasa por hacer que todos los ciudadanos cumplan".



El plan establece, entre otras cuestiones, acciones para evitar el fraude fiscal en los tributos municipales a través de medidas de control que comprueben el adecuado cumplimiento de estas obligaciones para con la Hacienda municipal y, según ha apuntado el concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, es muy similar al del año 2016.


Gato ha precisado que las medidas hacen especial incidencia en impuestos como el de Bienes Inmuebles (IBI), el de vehículos de transmisión mecánica y el de actividades económicas (IAE).


En la Junta de Gobierno también se ha detallado la liquidación del plan de inspección de 2016, que supuso la recaudación adicional de algo más de dos millones de euros mediante las 888 actas y 442 expedientes sancionadores que se iniciaron al haberse detectado fraudes en los impuestos. "Los vallisoletanos son buenos contribuyentes, en porcentajes muy buenos. Pero hay una parte muy pequeña, no representativa, que no cumple", ha reflexionado Gato.


En el caso del IBI, el Plan de 2017 pretende iniciar un conjunto de actuaciones para corregir titularidades y agilizar las altas en el mismo. Además, es necesario vincular el valor de las obras ejecutadas en los inmuebles al valor catastral que asigna el Catastro, con la finalidad de que el IBI y los tributos que puedan verse afectados se ajusten al valor catastral que corresponda, después de las obras realizadas.


El objetivo que se pretende conseguir es que el valor catastral, como referencia esencial en el ámbito local tanto para el IBI como para numerosas tasas, se corresponda con su valor actual.


En el caso del IAE, se vigilará la superficie tributada en las promociones inmobiliarias, se tratará de regularizar la actividad de las compañías aseguradoras como 'agentes de entidades de crédito'; en centros comerciales y grandes superficies se vigilará que la actividad y el elemento superficie que sirve de referencia sean los reales; mientras que en grandes empresas y entidades con superficies considerables se observará si la superficie no está computada correctamente.


En el impuesto de vehículos el propósito de las inspecciones será que los contribuyentes empadronados en Valladolid abonen el impuesto en la capital, algo que ya se vigila desde hace unos años.


En el caso del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) se pretende que la base imponible del tributo se corresponda con el coste real y efectivo de la obra; mientras que en el impuesto conocido como de plusvalía se pretende regularizar a los contribuyentes que no han autoliquidado por las transmisiones en las que han intervenido tanto por inter-vivos como 'mortis causa'.


En términos generales, se mantiene la comunicación con el resto de unidades del Servicio de Gestión Tributaria y de otros servicios del Ayuntamiento, en orden a la detección de las bolsas de fraude que pudieran aparecer en los diferentes impuestos y tasas se intensificarán con el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid y con el catastro.


Se mantendrá el trabajo de recogida de información y comprobación que se viene realizando especialmente con la Sección de Tasas y Precios Públicos, en lo relativo a las tasas por diferentes ocupaciones de la vía pública y para el seguimiento de convenios fiscales.


Por último, se ha señalado que todas las actuaciones que puedan requerir de actividades de comprobación e investigación, tanto en el ámbito de impuestos como en el de tasas, son susceptibles de encajar en el Plan de Inspección como actividad complementaria a la que se realiza en el procedimiento de gestión y de recaudación (Impuesto sobre Bienes Inmuebles, Impuesto sobre Vehículo, etc.) por parte del Servicio de Gestión de Ingresos y de la Sección de Recursos.