Y Würzburg volverá a decidir la campeona

Y Würzburg volverá a decidir la campeona

|


Después de una temporada regular casi perfecta, unos playoffs casi inmaculados, una temporada de lucha y brega... podría parecer casi una "faena" que el año se decida en cuarenta minutos, los del tercer partido de la FINAL LIGA FEMENINA hoy a las 21h en Würzburg vs Spar CityLift UniGirona (DIRECTO TELEDEPORTE). Sí, podría parecer una faena... pero ¿jugarse un título en Wúrzburg es una faena? Nunca, es una auténtica bendición. Tener la oprtunidad de vivir una noche mágica en nuestra casa, con 3.000 aficionados enfervorecidos, entregados, con toda la emoción de un partido decisivo es algo difícil de mejorar, es algo que hay que vivir. Así lo ha querido el destino, o mejor dicho, el baloncesto. Un baile más, el baile definitivo ante nuestra gente, nuestra mejor pareja de baile, la que nos hace casi invencibles.


Y bailaremos apoyados. No hay semis de Champions que puedan con un sentimiento que va más allá del baloncesto, que tiene que ver con la defensa de una ciudad y su gente, con una emoción que se traslada de padres a hijos. Jugaremos tod@s, como cada partido en Würzburg, pero, esta vez, volveremos a jugar por una final. Y ya sabéis lo que pasa cuando Würzburg decide títulos... complicado de explicar con palabras. Pudiera parecer que las jugadoras se han propuesto jugar todo lo jugable este año (van por encima de 50 partidos), o de buscar el título en casa, aunque aseguramos que nos hubiera encantado cerrar la final el sábado. No pudo ser, pero el baloncesto cierra puertas y abre ventanas maravillosas para disfrutar de un último partido junto a un equipo que nos ha hecho vibrar y disfrutar con su derroche.


¿Nos puede prometer una victoria este equipo? Nadie puede prometer eso, máxime con un rival de tanta entidad, pero sí promete dejarse la vida en ese último baile. Podrá salir el baloncesto más fluido o menos fluido, con más ritmo o menos (en función del ritmo que se permita), pero Avenida, porque está en su ADN y más ante su gente, peleará cada segundo en pista porque no es que la ocasión lo merezca, es que es LA OCASIÓN. Olvidada quedó la derrota del sábado, se acepta como parte del "negocio", es normal que el segundo clasificado gane en su casa al primero en una final, entra en el guión. Todo sirve, además, como experiencia, ya sabemos cómo nos puede hacer daño UniGirona, así que hay que solventarlo, a pesar de que sólo haya una sesión para tratar de corregir errores. Lucha, experiencia, intensidad para resumir una temporada en 40 minutos.


A los mismos cuarenta minutos de una Liga está UniGirona que, tras su victoria en su casa, viene a Salamanca a tratar de rematar la remontada. Con muchísimo trabajo y calidad dentro de la pista, y otro poco realizado desde fuera, las catalanas demostraron de lo que son capaces y han querido ceder la presión a un Avenida que está acostumbrado a jugar con ella, se acepta. Colapsar la pintura, variar el ritmo, tirar de talento, de Ibekwe, Spanou, Leo o Jordana. Ésas son sus armas y las que puedan tener preparadas. Contra eso, contra todo lo que venga, deberá estar preparado Perfumerías Avenida en su casa.


Miguel Ángel Ortega:


Asumida la derrota, como algo lógico, es momento de pensar en el hoy, "Girona es un muy buen equipo y mereció la vitoria. No siempre les podemos ganar, tiene muy buenas jugadoras. Hemos jugado cinco veces contra ellas y hemos ganado cuatro, es un balance para estar contento pero mañana es una final y jugamos en Würzburg, tenemos esa atmósfera espeial que se genera aquí y vamos a hacer algo histórico", explica el entrenador Miguel Ángel Ortega. Quizás resulte raro pensar en jugarse todo un año en cuarenta minutos pero no para el técnico, "es parte del juego, sucedió el año psado y sucederá muchas veces. Es estar en el día D a la hora H, aunque cuenta lo que has hecho porque hemos tenido grandes momentos como equipo. Hoy queremos ganar el tercer título porque supone pasar a la historia, por eso tenemos pájaros en la barriga de nervios y tensión".


Más que físicamente, que seguro estarán cansadas, es importante la recuperación anímica, "no es como el año pasado, que perdimos por tiros libres y detalles que nos dejaron fastidiados. Ahora no estamos contentos, pero no tenemos una sensación rara y miramos la parte positiva. Tenemos una final con nuestro público y yo lo he vivido: es algo que no se te olvida nunca", asegura Miguel. Una final marcada, también, por la presión sobre el arbitraje que se hace desde el rival, aunque el entrenador azulón no es de ese estilo, "tengo plena confianza en las personas que arbitra, en quienes toman decisiones en la Federación, que dirigen el arbitraje... Es como no confiar en la Justicia, si no confíamos en jueces o policías, ¿en quién vamos a confiar?", concluye el preparador.


Se acabó, último baile en Würzburg, Avenida vs UniGirona, una Liga en juego, hoy martes a las 21h.