Derribar la muralla numantina para seguir creciendo

Derribar la muralla numantina para seguir creciendo

|

Restan seis jornadas para el final de la liga regular en Segunda División y, aunque más lejos de lo que cabría esperar a principio de temporada, el Real Valladolid se juega el ser o no ser en su intento de ascender a la Liga Santander. Tras la victoria contra el Elche de la pasada jornada, los de Herrera están a tiro de cuatro para entrar en los playoff.


Este sábado, a las 18.00 horas en el José Zorrilla, el equipo albivioleta recibe al Numancia en un derbi que en tiempos pasados se disputó en Primera División. Esos tiempos. En este encuentro los pucelanos no tienen ya margen de error si de verdad quieren llegar al final de la liga con opciones reales de ascender.


Con 49 puntos, son tres los que separan al Real Valladolid del Huesca, cuatro del Oviedo, cinco del Cádiz y seis del Getafe y del Tenerife, toda vez que los dos primeros puestos ya son inalcanzables.


Por su parte, el Numancia de Soria llega a Zorrilla en la zona media de la tabla, con 44 puntos, cinco menos que el Real Valladolid y cinco por encima del descenso. Una puntuación y una posición “cómoda”, pero que no le permite despistarse para evitar sorpresas desagradables. Razón por la cual intentará cerrar su permanencia cuanto antes y si este sábado puede dar un paso de gigante con un triunfo en el duelo de rivalidad regional, el conjunto de Jagoba Arrasate va a poner toda la carne en el asador.


En el apartado de bajas, el Real Valladolid no podrá contar con André Leao, sancionado. El portugués será el único ausente seguro en la convocatoria que facilitará Paco Herrera este sábado antes del encuentro.


El Numancia llega mermado en sus posiciones atacantes, ya que en las últimas jornadas no ha podido contar por lesión ni con el exblanquivioleta Manu del Moral ni con Jairo Morillas, operado esta semana de una rotura del tendón de Aquiles. Además, también están en el dique seco Luis Valcarce y Julio Álvarez.


El encuentro será dirigido por el colegiado balear Cuadra Fernández y este sábado las previsiones climatológicas apuntan a una temperatura en torno a 15 grados y la posibilidad de lluvia débil.