Podemos lleva a Europa la legalidad de la mina de Retortillo

Podemos lleva a Europa la legalidad de la mina de Retortillo

|

El eurodiputado de Podemos Xabier Benito ha presentado dos preguntas escritas a la Comisión Europea (CE) en la que cuestiona la legalidad de la mina de uranio a cielo abierto de Retortillo, en Salamanca, y le reclama a esta institución europea que investigue si la mina cumple con la normativa europea de protección de la salud pública, como las directivas 2011/92/UE y la 92/43/CEE o el artículo 37 del Tratado Euratom.


Por un lado, en la primera de las preguntas remitida a la CE, Benito critica que dicha declaración de impacto ambiental “no menciona la repercusión de este proyecto en la salud de las personas que viven en el entorno de la mina y la planta de tratamiento de uranio”, como establece que debe hacerse la directiva 2011/92/UE de evaluación de impactos medioambientales.


Asimismo, el eurodiputado de Podemos alerta de que la Confederación Hidrográfica del Duero ha autorizado vertidos procedentes de esta mina al río Yeltes, cuyos efectos sobre la salud tampoco han sido evaluados.


En cuanto a la segunda pregunta, denuncia que se trata “de la única mina a cielo abierto de uranio de Europa” y alerta de que el proyecto de construcción de la misma, que ha comenzado, afecta a una zona “protegida como parte de la Red Natura 2000” de la UE.

Benito: “Una mina peligrosa y con total impunidad”


Asimismo, en esta cuestión escrita remitida a la CE Benito critica que “en la declaración de impacto ambiental emitida por la Junta de Castilla y León los residuos generados en la planta de beneficio de mineral no se consideran radiactivos sino materiales radiactivos naturales”.


Tras su visita a la zona la semana pasada y tras mantener reuniones con representantes de los agricultores y ganaderos así como con alcaldes de la zona, Xabier Benito como el secretario general de Podemos Salamanca, Ignacio Paredero, han diseñado un plan de acción ante las instituciones españolas y europeas para denunciar el riesgo al que se está sometiendo a la población de esta zona de la provincia de Salamanca.


“Estas dos preguntas parlamentarias ante la Comisión Europea exponen las dudas y riesgos que la gente de la zona nos han transmitido”, asegura Paredero.


“Esta mina es un peligro para la salud de la población y para la salud de la economía de la zona, que quedará devastada tras el paso de la minería”, señala, por su parte, Benito.


“Es un hecho que la empresa Berkeley, que está ejecutando las obras de la mina, está actuando con total impunidad saltándose la legislación, los intereses de la gente y actuando como si los terrenos de la mina fuesen su feudo: está mina va en contra de la ley y de los intereses de la región entera”, añade Benito.


Del mismo modo, Paredero reclama “a la Comisión Europea que salga de su burbuja y atienda el miedo que existe en Salamanca ante una mina de uranio radiactivo que pondrá en riesgo nuestra salud, la de nuestros hijos y nuestra ganadería extensiva”.


“La Unión Europea”, concluye Paredero, “no puede ignorar desde Bruselas a la ciudadanía, porque si lo hace es que no sirve para lo que fue creada".