Desciende la cifra de negocio de la industria de la Comunidad

Desciende la cifra de negocio de la industria de la Comunidad

|

Castilla y León vio en el mes de febrero como la cifra de negocios de la industria cayó dos puntos porcentuales con carácter interanual, el segundo mayor descenso tras Baleares, que registró un reducción del 10,6, según datos difundidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A nivel nacional, esta cifra aumentó un 4,9 por ciento respecto a febrero de 2016, mientras que las entradas de pedidos del sector avanzaron un 5,1.


Por comunidades autónomas, la cifra de negocios de la industria aumentó en términos interanuales en doce de ellas, especialmente en Murcia (22,2%), Andalucía (14,4%) y Cantabria (8,4%). Con el dato de febrero, la facturación de la industria encadena cuatro meses consecutivos de alzas interanuales, si bien la tasa registrada en el segundo mes del año es 8,2 puntos inferior a la de enero, cuando el sector incrementó sus ventas un 13,1 por ciento, su mejor resultado en once años.


Corregido el efecto calendario y la estacionalidad, la cifra de negocios de la industria se incrementó un 8,6 por ciento el pasado mes de febrero en tasa interanual, cifra 1,4 puntos superior a la de enero y la más elevada desde febrero de 2011, mientras que los pedidos del sector crecieron un 7,6 por ciento, tasa 1,3 puntos superior a la de enero y la más alta desde abril de 2011.


En términos mensuales (febrero sobre enero) y excluyendo la estacionalidad y el efecto calendario, la facturación de la industria avanzó un 0,9 por ciento, frente al retroceso del 0,4 del mismo mes de 2016 y el estancamiento sufrido el mes anterior. Por su parte, las entradas de pedidos progresaron un 1,1 por ciento en febrero respecto al mes anterior, frente al ascenso mensual del 1,9 que experimentaron en enero y la caída del 0,1 de un año antes.


La energía dispara sus ventas


Por sectores industriales, la energía fue el que más elevó sus ventas en febrero, con un avance interanual del 55,5 por ciento, seguido de los bienes intermedios (4,5%), los bienes de equipo (0,8%) y los bienes de consumo no duradero (0,3%). Por contra, los bienes de consumo duradero recortaron su facturación (-2,2%).


En cuanto a los pedidos, en febrero se vieron impulsados por todos los sectores industriales menos por los bienes de consumo duradero, donde disminuyeron un 0,4 por ciento. El mayor avance lo registró la energía (55,9%), seguido de los bienes intermedios (5,2%) y los bienes de consumo no duradero (1,4%). Los bienes de equipo, por su parte, no experimentaron variación.


En febrero, las entradas de pedidos aumentaron en diez comunidades autónomas respecto al mismo mes de 2016 y disminuyeron en siete, especialmente en Baleares (-13,5%) y Canarias (-6,3%). Los mayores aumentos se dieron en Asturias (26,4%) y Murcia (24,1%).