Berkeley acusa a Stop Uranio de "tergiversar" la realidad

Berkeley acusa a Stop Uranio de "tergiversar" la realidad

|

Ante el comunicado de Stop Uranio en el que aseveran que "El Gobierno reconoce que no hay un estudio sobre el impacto en la salud de las personas en la mina de Retortillo”, es evidente que nuevamente este colectivo está tergiversando la realidad, y hace declaraciones que son absolutamente falsas con el objetivo de crear confusión.


El hecho de que el Instituto Carlos III no haya realizado estudio sobre nuestro proyecto, para nada significa que el impacto sobre la salud o de las personas no haya sido estudiado.
El organismo competente para hacer este estudio es el Consejo de Seguridad Nuclear, el cual, tras evaluar cada uno de los estudios requeridos ha concluido que “de acuerdo con las estimaciones realizadas, la explotación de la mina y el funcionamiento de la planta de tratamiento no suponen un impacto a la población por encima de los límites establecidos”.


Por su parte, el Instituto Carlos III sólo puede hacer evaluaciones sobre proyectos ya en funcionamiento, cuyos impactos pueden ser estudiados físicamente, y en este sentido, el Instituto Carlos III ya realizó dicho estudio junto con el Consejo de Seguridad Nuclear y el Ministerio de Ciencia e Innovación en el que se evalúa el impacto sobre la salud de todas las instalaciones radiactivas y nucleares de España, incluyendo todas las minas de uranio que hubo en nuestro país, y en el que tras analizar más de mil municipios y 8 millones de personas ha concluido que “el impacto derivado de las instalaciones sobre la población de las áreas de estudio a causa del funcionamiento de las instalaciones son muy reducidos, y están por debajo de los niveles que podrían afectar a las personas”.


Por ello, Berkeley rechaza completamente las acusaciones de Stop Uranio, que nuevamente solamente buscan generar confusión mediante la divulgación de informaciones terciadas y manipuladas.
Por su parte Berkeley ha invertido ya en la comarca más de 70 millones de euros, ha creado ya más de 50 puestos de trabajo, ha obtenido más de 90 permisos e informes favorables de todas las administraciones españolas y europeas, y está desarrollando un proyecto que sigue los estándares más estrictos en materia de seguridad, salud, y cuidado del medioambiente, y estamos preparados para continuar con nuestro proyecto de inversión que tras la inversión de otros 250 millones de euros generará otros 450 puestos de trabajo de alta calidad.


Berkeley asegura que está operando siguiendo los procedimientos mas exigentes, y en base a todos los permisos recibidos, que nos autorizan para realizar todas las actividades que estamos llevando a cabo.