4.200 alumnos accederán a la Universidad sin hacer la EBAU

4.200 alumnos accederán a la Universidad sin hacer la EBAU

|

Serán un total de 4.200 los alumnos castellanos y leoneses que, según las estimaciones del Gobierno Autonómico no tengan que realizar la nueva Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), según la orden que ha publicado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.


La normativa, consultada por Europa Press, recoge que aquellos que están repitiendo, total o parcialmente, segundo de Bachillerato en el actual curso 2016-2017, y los alumnos que obtuvieron el título de Bachiller en 2015-2016 y no accedieron en aquel momento a la Universidad podrán solicitar el ingreso en un grado sin pasar esta prueba.


En ambos casos, según la orden que han aplicado las comunidades autónomas, el alumnado podrá ingresar en el sistema universitario con la nota del título de bachiller, aunque en Castilla y León también se les ofrece la posibilidad de realizar la EBAU de forma voluntaria.


La orden desarrolla y detalla los acuerdos alcanzados en la Conferencia Sectorial, que, en sus grandes líneas, quedaron plasmados en un decreto ley que paralizaba la implantación de la reválida de Bachillerato y la sustituía por una actualización de la PAU adaptada, en principio, a las asignaturas troncales de la Lomce.


La nota con la que podrán acceder a un grado será la que lograron en su título de Bachillerato, es decir, la media aritmética de las asignaturas de los dos cursos del ciclo.


Una medida que se ha recogido de forma desigual entre alumnos y profesores. En este sentido, desde la Federación Autonóma de Asociaciones de Estudiantes (FADAE), Fernando Ruiz se ha mostrado especialmente crítico al asegurar que se trata de una medida que refleja la "falta de planificación" del Gobierno.


"Se trata de una solucion ridícula porque, en realidad, a aquellos que quieran cursar estudios universitarios les está obligando a presentarse para no quedarse con las sobras al tener que matricularse en septiembre", reflexiona el respresentante de la Federación, que incide en que se les "limita" y se les hace presentarse en unas condiciones que no son "idóneas", ya que tiene que "poco" que ver lo que han estudiado estos alumnos con el examen al que se van a "enfrentar".


Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Castilla y León, su presidenta, Isabel Madruga Bajo, acoge la medida con cierta "prudencia", ya que entiende que alguna salida había que "darles".


"Mucha lógica académica no tiene, además de que se debería haber informado mucho antes a los alumnos implicados", aclara, para criticar una situación que se deriva del carácter "político" y no "educativo" que tiene las diferentes normativas gubernamentales y que generan este tipo de "conflictos".


Selectividad


No es esta la única crítica que llega desde ambas organizaciones. Y es que, a dos meses de comenzar la EBAU, tanto profesores como, sobre todo, alumnos no saben que prueba se van a encontrar.


"A estas alturas nos sueltan la información con cuenta gotas, dando exámenes modelos, pero sin el contenido definitivo, manerando a los estudiantes", denuncian desde FADAE, que vuelve a cargar contra una "mala gestión educativa" que, "como siempre" van a pagar los alumnos.


Críticas compartidas por Madruga Bajo, que entiende que no es de "recibo" que se haya acabado el segundo trimestre y los alumnos no sepan todavía "exactamente" a que ajustarse.


"Existe una guía publicada por la Universidad de Salamanca, a cerca de la ponderación de las partes de las diferentes materias, pero las pruebas cero, en Geografía y Historia, han tardado un siglo", ha insisistido la responsable de la central en Castilla y León que lamenta el "caos" que se está viviendo en Segundo de Bachillerato.