El Cristo Yacente marca la espera de la Resurrección

El Cristo Yacente marca la espera de la Resurrección

|

El Sábado Santo está marcado en Valladolid por el Cristo Yacente, el célebre paso de Gregorio Fernández que ha vuelto a despertar una gran expectación en su breve recorrido con salida y regreso al convento de San Joaquín y Santa Ana.


Después de las numerosas procesiones del Jueves y Viernes Santo, el Sábado de Semana Santa en Valladolid es más pausado, un día de espera de la Resurrección y el Encuentro. En ese momento aparece la Cofradía del Santo Entierro, que ha realizado el traslado del paso.


Las pocas calles del recorrido, María de Molina, Héroes del Alcázar, Zuñiga y plaza Santa Ana, estaban repletas de público expectante media hora antes del comienzo del traslado que concluyó a las puertas del convento con una oración.