El artesano que talla santos y mantiene viva la tradición imaginera

El artesano que talla santos y mantiene viva la tradición imaginera

|

En pleno siglo XXI la tecnología que llegó con la Revolución Industrial y que no para de dar pasos de gigante para “hacernos la vida más fácil” hay quién todavía se resiste a abandonar la tradición y doblarse a un mundo sin matices ni imperfecciones. En definitiva, impersonal, aburrido, con menos alma.


Precisamente eso es lo que le pone Miguel Ángel Tapia a sus tallas de madera, algunas de las cuales está esculpiendo en la 25 Feria de Artesanía que estará hasta el próximo 16 de abril en la Acera de Recoletos. Pasión y dedicación para convertir un trozo inerte de pino o nogal en la más viva representación de un santo o una virgen.


Este escultor imaginero lleva 20 años dedicado a este oficio en su taller de Viana de Cega. ‘Aquí se hacen santos’, un nombre pegadizo que él ha tomado prestado del cartel que colgaba en la zona de trabajo de Gregorio Fernández. “Yo solo he cogido el traspaso del negocio”, afirma el que también es presidente de la Federación de Organizaciones Artesanas de Castilla y León.


En el momento de atender a Noticiascyl se encuentra tallando a la Virgen del Carmen como encargo de un particular. Una pieza que le llevará más de 300 horas de trabajo, pero que ni mucho menos es uno de sus grandes trabajos. Y es que Tapia tiene mucho de su trabajo en las distintas procesiones que se pueden disfrutar en la Semana Santa de Valladolid o Soria.


‘La Oración del Huerto’, ‘El Prendimiento de Cristo’, ‘La Virgen de la Alegría’ o el ‘Yacente del Santo Sepulcro’ son algunos de los que procesionan por Valladolid. Estas, encargadas por cofradías, tienen un trabajo en el que emplea más de 1.000 horas y su precio ronda los 18.000 euros.


Como el imaginero reconoce, su estilo bebe de la escuela castellana y su “inspiración” nace de ilustres imagineros de madera policromada como el antes mencionado Gregorio Fernández o de Juan de Juni. Su trabajo consiste en no perder esa esencia que cada año se puede ver desfilar con elegancia y entre un silencio recogido por las calles de Valladolid y, a la vez, añadir técnicas más innovadoras.


Míguel Ángel Tapia talla la Virgen del Carmen. Míguel Ángel Tapia talla la Virgen del Carmen.


La madera es su materia prima, pero no cualquiera, sino que se decanta por el pino de Soria o el nogal español. Maderas que están menos expuestas a los cambios climáticos. Materiales que se utilizan desde hace más de 500 años y que él sigue labrando con sus manos y una gubia para hacer realidad los deseos religiosos de particulares y cofradías.


En su caseta de la Feria de Artesanía se encuentra tallando una Virgen del Carmen en cuyo interior reconoce que deja pequeñas referencias sobre su trabajo e incógnitas para que sean descubiertas en un futuro.


Miguel Ángel Tapia se encarga de mostrar su trabajo y de dar talleres en la Acera de Recoletos en doble sesión de mañana y tarde hasta el domingo. Una asistencia que es gratuita y cuyo horario es de 12.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.30.


Un escultor imaginero que mantiene viva la tradición de hombres cuyas obras todavía disfrutan los vallisoletanos en Semana Santa después de más de cinco siglos. Tallas que desfilan junto a las de Miguel Ángel Tapia, un hombre entregado a sus manos y que hace santos como los de antes en su taller de Viana de Cega.